Kiosco

Diario Córdoba

REPORTAJE

Corrección a caballo en el recinto de El Arenal

El paseo de caballos del recinto ferial de El Arenal es exigente tanto para los cocheros como para los jinete | Ha ido evolucionando hacia la calidad, pese a tener una duración de cinco horas y muy escasas sombras

30

Un paseo de caballos muy exigente FRANCISCO GONZÁLEZ

La feria a caballo es una manifestación tradicional que se vive de una manera singular. Con unas normas establecidas para jinetes y cocheros, el paseo de caballos tiene una duración de cinco horas, un tiempo demasiado extenso como para discurrir por un recinto en el que la arboleda escasea y los animales difícilmente encuentran un lugar donde descansar o refugiarse del sol intenso de finales del mes de mayo. Esta es una de las peticiones que desde el mundo del caballo se ha reivindicado hace años y que o no ha sido escuchada por los diferentes corporaciones que han gobernado en la ciudad desde que El Arenal es recinto ferial o tiene una difícil solución.

Normas para el uso del Paseo de Caballos en la feria de Córdoba. CÓRDOBA

[Pincha aquí para ampliar el gráfico]

A pesar de esta dificultad, el paseo de caballos de la Feria de Nuestra Señora de la Salud ha ido evolucionando hacia la calidad, no solo respetando la normativa que el Ayuntamiento de Córdoba exige a jinetes, amazonas, cocheros y lacayos, sino incluso mejorándola, como se pudo ver el sábado con la llegada al Arenal de los coches de caballos que participaron en la Exhibición de Carruajes de Tradición, con nueva exhibición de vestimentas de cocheros, a la inglesa y a la andaluza, de lacayos a la rondeña, andaluza o con indumentaria continental y ocupantes, entre los que destacaron dos mujeres precedentes de Alcaudete, que con mantilla dieron una nota de distinción en la exhibición. Aunque la presencia de carruajes de tanta calidad y antigüedad solo se produce en el primer sábado de feria, motivada por la exhibición; durante el resto de los días de celebración los vehículos que acuden al recinto ferial no reúnen los parámetros tan elevados, aunque sí presentan unos niveles de calidad y diversidad altos, como ocurre en las ferias de Sevilla o Jerez.

Así mismo, el regreso de la guarnición calesera, propia de Andalucía, con más arreos de este tipo, alegra el paseo de caballos con los cascabeles y el colorido de los borlajes de estos jaeces, con numerosos elementos que lo componen y que necesitan de un cuidado exquisito. 

Las amazonas y los jinetes del paseo de caballos cordobés participan de la nota de singularidad dentro de los parámetros que exigen las normas del Ayuntamiento, superándolo así mismo, tanto en la vestimenta que portan como en los atalajes de los caballos, con monturas vaqueras, junto a sillas de montar españolas y andaluzas.

Compartir el artículo

stats