Kiosco

Diario Córdoba

FERIA DE CÓRDOBA

La exhibición de enganches anima el inicio de la fiesta en el Real

Los coches de caballos escoltan al estandarte de la Virgen de la Salud hasta El Arenal

39

Un carruaje este sábado en la Feria de Córdoba. Francisco González

El sol ha sido una de los protagonistas del primer día de feria proporcionando una temperatura que obligó a la entidad organizadora de la Exhibición de Carruajes de Tradición Nuestra Señora de la Salud a acortar el tiempo de estancia en la parada del paseo de la Ribera antes de entrar a los jardines del Alcázar a mostrar la excelencia y diversidad de los enganches. Una parada que ha sido el deleite de atrevidos turistas y paseantes que retaron las altas temperaturas, y que causó momentos de alegría imprevista en varios visitantes asiáticos que no esperaban encontrarse con una representación decimonónica tan llamativa, así como a otros, todos ellos, móviles en mano.

La exhibición ha contado con cerca de treinta carruajes, el máximo que los organizadores permiten, al apostar, más que por el número, por la calidad, como destaca uno de los miembros de la organización, Javier Vilches. Calidad que destacó con la presencia de más de la mitad de los carruajes de categoría histórica, fabricados antes de 1945, y de ellos, la mayoría realizados en el siglo XIX. Calidad que también se mostró en las guarniciones, con un progresivo ascenso, respecto a otras ediciones, de la calesera, como las de la cuarta de mulas francesas del break de Federico Calzado, y la presencia de un llamativo y elegante jaez húngaro, en el faetón convertible de Juan Jesús Serrano. Entre los vehículos de calidad destacan el rustic break de Antonio Carrillo, fabricado en 1870, o la carretela a sopandas de los hermanos Luque, de Alcaudete, con dos acompañantes que llevaban mantillas blancas; así como las brizcas de José Reina y Federico Márquez.

La inauguración diurna de la Feria de Córdoba lleva ocho ediciones que comienza en la esplanada de la ermita de la Virgen de la Salud, en la que se oficia una misa en honor de la titular. Al mismo tiempo, los jardines del Alcázar acogen una exhibición de carruajes de tradición, único evento en Europa que se celebra en un parque ubicado en un casco histórico declarado Patrimonio de la Humanidad, como destaca Vilches. Tras la finalización de la misa y de la exhibición, se conformó una comitiva que, presidida por el carruaje con el estandarte de la prohermandad de la Virgen de la Salud, partió de la Ribera hasta El Arenal, recorriendo el paseo de caballos, para finalizar en la portada de la Feria. Una estampa que ya no se volverá a contemplar hasta el próximo año, pues carruajes de esta calidad no son comunes durante la feria.

Compartir el artículo

stats