El Milar Córdoba BF no para de sumar victorias en la Liga Femenina 2 de baloncesto. El triunfo contra La Salle Melilla, por 68-64, fue el cuarto en otros tantos encuentros. Este sábado viajará a Almería para jugar su encuentro de la quinta jornada a partir de las 19.30 horas.  

Las de Quintero han firmado un inicio soñado, pues nadie se esperaba que un conjunto debutante en la Liga 2, como es el Milar BF, sacara adelante sus primeros cuatro choques. Las cordobesas, por ejemplo, han sumado el doble de victorias (4) que el resto de conjuntos que subieron en la última fase de ascenso de Alhaurín de la Torre del pasado mes de junio, pues el BF León y el Lleida han conseguido una y el Alhaurín, el Distrito Olímpico y el Fundación Asnimo han perdido sus cuatro partidos. Es sin duda en estos momentos una máquina de ganar esta plantilla, que celebró su buen momento visitando la tienda del Polígono de Chinales de Milar, su patrocinador principal.  

El técnico, el onubense Antonio Quintero, ha sabido hasta el momento sacarle el máximo rendimiento a una plantilla en la que ha brillado especialmente la pívot húngara Sofía Licskai, ya que lidera la liga en puntos (21,5) y valoración (26,7). La figura de la alero senegalesa Aya Traoré se ha hecho notar desde su llegada a Córdoba, pues en tres partidos ha acreditado unos registros estadísticos de 16,7 puntos, 6 rebotes y 19,3 de valoración. 

Cinco cordobesas en la cancha

Mientras, cinco han sido las cordobesas que hasta el momento han tenido la oportunidad de salir a la cancha. La capitana, Marta Martínez, es la jugadora de la provincia que ha dispuesto de más minutos al promediar 23,5 por partido, en los que ha demostrado que está capacitada para fajarse con las mejores pívots extranjeras de los conjuntos contrarios. La intensidad en defensa de Ana Rodríguez, especializada ahora en ejercer de perro de presa de sus rivales, y de María Castro, no han pasado tampoco desapercibidas por los aficionados de este equipo, que disputa los partidos en el colegio Cervantes. Luz Marina Montilla y Nerea Zea también han dispuesto de sus oportunidades de hacer gala de sus cualidades.

La picardía de la base jienense Carlota Menéndez y la escolta portuguesa Kikas Barreiros, la veteranía de la escolta Natalia López y las ganas de adaptarse al baloncesto español de la escolta georgiana Tamar Papuashvili han sido igualmente claves para que este equipo no pare de ganar.

La permanencia es el objetivo de un club que ha empezado a encarrilarla bastante más rápido de lo esperado, sobre todo porque ya ha derrotado a alguno de los equipos llamados a estar arriba, por ejemplo, La Salle Melilla. Este sábado visitará al Almería, otro de los equipos potentes del grupo. Posteriormente recibirá al Maristas Coruña (6 de noviembre) y visitará al Unicaja que entrena el cordobés Jesús Lázaro (14 de noviembre), partidos en los que tendrá ratificar las óptimas sensaciones que ha mostrado hasta el momento.