Kiosco Diario Córdoba

Diario Córdoba

EXCAVACIÓN EN EL CERRO MASATRIGO

Hito arqueológico en Fuente Obejuna: hallan en Mellaria la fuente mejor conservada de la Hispania romana

La construcción está datada entre los siglos I y II después de Cristo | En el monumento aún se aprecia el caño por el que fluía el agua

Hito arqueológico en Fuente Obejuna: hallan en Mellaria la fuente mejor conservada de la Hispania romana. El yacimiento romano del Cerro Masatrigo de Fuente Obejuna, donde se trabaja en el descubrimiento de la ciudad romana de Mellaria, ha aportado el primer gran hallazgo. Se trata de una fuente, en perfecto estado de conservación, y que está datada entre los siglos I y II después de Cristo

Según ha explicado el arqueólogo director de la excavación, Antonio Monterroso, se trata de la fuente mejor conservada de la Hispania romana, pues aunque no es la única hay otras que o bien no están en tan buen estado o han aparecido por piezas. 

Autoridades locales y de la Universidad de Córdoba junto al equipo de la excavación arqueológica que ha descubierto en Mellaria la fuente mejor conservada de la Hispania romana. A. J. GONZÁLEZ

Cuatro grandes piedras de casi tonelada y media

La fuente está formada por cuatro grandes lajas de piedra de 1.400 kilos cada una, que, según el arqueólogo, procedían de las proximidades de la ciudad de Córdoba, con lo que ello significa en cuanto a la complejidad del transporte y el coste del mismo. En concreto, las piedras utilizadas, según el investigador, son de caliza micrítica violácea. En el monumento se aprecia la pila principal, que es la que configuran las lajas ya citadas, en una de las cuales se ve el caño por el que rebosaba el agua y una losa en la que se supone que debería haber una inscripción con el nombre del benefactor que pagó los trabajos, que pudo ser Cayo Sempronio Sperato, que era una autoridad de la Corduba romana, o el alcalde Cayo Annio Anniano, del que sabe que ordenó construir un acueducto para llevar agua a la ciudad de Mellaria

En el mismo trabajo de excavación se ha conseguido detectar las calles principales de la ciudad mellariense y los distintos estratos que se han ido produciendo en las calles a lo largo del tiempo, hasta una altura de unos dos metros. En concreto, la fuente formaba parte de una plaza de la vía principal de la ciudad, que era la zona urbana de la calzada que unía Corduba con Emérita.

Con los trabajos previos llevados a cabo por medio de vuelos y drones, en un principio sobre 1.200 hectáreas alrededor de Mellaria y otros posteriores, se han hecho fotos espectrales y proyecciones geográficas por medio de sensores magnéticos, que permitieron identificar la configuración de la urbe (calles, cruces, edificios) que ahora empieza a volver a verse. Gracias a esos trabajos previos se eligió la zona en la que iniciar la excavación, que es la calzada principal, y, dentro de ella, un cruce en el que estaba la fuente, calificada por Antonio Monterroso como «un regalo que nos hace la tierra, un prodigio».

Primer gran descubrimiento del proyecto impulsado por el Ayuntamiento

Este es el primer gran descubrimiento de un proyecto por el que apostó el Ayuntamiento de Fuente Obejuna, que adquirió 23 hectáreas de terreno en Masatrigo para hacer posible la excavación. "Fue arriesgado -ha dicho la alcaldesa, Silvia Mellado-, pero ahora se ha visto que ha merecido la pena", ha apostillado. Mellado ha indicado que para seguir adelante le gustaría que se sumara la Junta de Andalucía al proyecto. De hecho, la regidora anunció que existe el compromiso del delegado en Córdoba de visitar el yacimiento.

En el acto de presentación del hallazgo también ha estado el rector de la UCO, Manuel Torralbo, ya que, por medio de un convenio firmado con el Ayuntamiento, la UCO ha aportado equipos de investigación de distintas facultades. Torralbo ha señalado la importancia del hallazgo y lo ha vinculado al trabajo aportado desde distintas disciplinas universitarias (ciencia, técnica y humanidades), lo que sirvió para que «nos dijeran antes de descubrirlo que aquí había algo, y teníamos que confiar, porque para eso está la ciencia, para que confiemos en ella». Torralbo reiteró el compromiso de la UCO con el proyecto, que está desvelando que «un pueblo que es pequeño tiene mucha historia, mucho pasado y tendrá mucho futuro» y para ello, apuntó, «hay que seguir trabajando todos juntos».

 Por su parte, Antonio Monterroso resaltó la importancia que tiene el trabajo en equipo y el apoyo de todas las instituciones. El arqueólogo señaló que en los próximos meses se estudiarán las más de 100 bolsas de material sacado en la excavación, que aportarán abundante información. Las excavaciones propiamente dichas se retomarán en marzo.

En la presentación de la fuente también estuvieron presentes dos miembros de la familia a la que pertenecía la finca de Masatrigo, María Antonia y Miguel Pulgarín, que no disimulaban su emoción al ver lo que durante tantos años pensaban que había debajo de la tierra que labraban. De hecho, indicaron que en no pocas ocasiones, con las labores agrícolas, habían encontrado restos de ladrillos, losas, monedas e incluso un sarcófago en los años sesenta que está en el museo de Fuente Obejuna, «pero no me imaginaba que hubiera tanto y tan bien conservado», indicó Miguel Pulgarín. Antonia, por su parte, consideró el hallazgo como «maravilloso» y se acordó de su padre, "que se ha dejado la vida aquí".

Compartir el artículo

stats