AMANECERES

Presente

Libros en una biblioteca.

Libros en una biblioteca. / CÓRDOBA

Quizá la vida nos tiene que poner algún obstáculo en el camino para que reaccionemos y hacernos ver que tenemos que vivir el presente sin dejar de recordar el pasado; mientras planearemos un futuro próximo, conscientes de que todo pende de un finísimo hilo para que pueda llegar a cumplirse.

Mi presente, a pesar de todo el mundo destructivo y pernicioso que nos rodea, está compuesto de un gigantesco puzzle repleto de intenciones, de inquietudes, que intento construir cada día porque desconozco el momento en el que pueda resquebrajarse el nudo del que pende mi existencia. Mi presente quiere ver amanecer y atardecer, introducirse y perderse en el cénit donde el mar y el cielo se unen por una línea infinita y misteriosa que no se cansan mis ojos de mirar. Mi presente está rebosando de vida y me lleva a recordar unas maravillosas y entrañables palabras de Siri Hustvedt plasmadas en su libro ‘Madres, padres y demás’ y que dicen así: «Necesitamos historias que forjen nuestros mundos, que hilvanen nuestra vida con los deseos, los fantasmas y las fantasías que solo se detienen con la muerte».

Suscríbete para seguir leyendo