Kiosco

Diario Córdoba

El presupuesto de las dos fases en las que se han dividido las obras rebasará el millón de euros

La Diputación de Córdoba concluirá en este año su centro en Lucena para la zona Sur

La institución provincial agrupará en el inmueble los servicios de Arquitectura y Urbanismo y Carreteras

Centro comarcal de la Diputación, en el polígono PIlar de la Dehesa, donde se agruparán los servicios de Arquitectura y Carreteras. MANUEL GONZÁLEZ

Catorce años después de la primera licitación, en este 2022 finalizará la construcción y la instalación de equipamiento en el centro comarcal proyectado por la Diputación de Córdoba en Lucena

La institución provincial, en este equipamiento situado al inicio del polígono industrial Pilar de la Dehesa, agrupará los departamentos del Servicio de Arquitectura y Urbanismo y del área de Carreteras, actualmente divididos entre el complejo formativo de Los Santos, con unas dependencias cedidas por el Ayuntamiento, y una vivienda utilizada como oficina, y arrendada, igualmente, en la localidad. 

La empresa Construcciones Goruiz, ganadora de un concurso al que optaron 27 licitadoras, concluye en estas semanas la denominada segunda fase de la intervención, adjudicada a comienzos del 2021 por un importe de 710.450 euros. El plazo inicial de ejecución, finalmente alargado, comprendía 12 meses. Fuentes municipales han señalado que en las últimas semanas culminaba la adecuación de la tabiquería interior, antes de afrontar la recta final de los trabajos.

Desde el exterior, junto a la antigua discoteca Palko, rotulada con un cartel de «Se vende», y el vivero de empresas municipal, la nueva sede funcional de la Diputación de Córdoba en la zona sur de la provincia aparece con la estructura y las estancias ultimadas y aún con los cerramientos originales de un solar de 5.000 metros cuadrados. Por consiguiente, del mismo modo, permanecería pendiente la habilitación de los accesos y la adaptación del contorno de la edificación polivalente.

Las fuentes consultadas de la administración provincial fijan en los meses que restan del ejercicio 2022 la conclusión de un inmueble que diferencia varias plantas. La inversión global superará ampliamente el millón de euros dado que la primera fase, cuyo origen se remonta al año 2008, contenía un desembolso de 585.000 euros.

Eficiencia energética

El proyecto básico emplazaba en la planta baja el Servicio de Carreteras y, en el piso superior, el Servicio de Arquitectura y Urbanismo. Las fachadas exteriores combinan zonas acristaladas y reducidas aperturas para la iluminación. En la zona más elevada se observan lucernarios. La envolvente planteada consta de cerramientos verticales y piedra ventilada a fin de garantizar una eficiencia energética dado que se suprimen los puentes térmicos.

Una vez otorgada, por la junta de gobierno de la Diputación, esta segunda fase en febrero del 2021, tras la resolución provisional de enero, los trabajos se reanudaban meses después, tras la formalización del contrato fechada a finales de marzo. 

En aquel entonces, Juan Pérez, el alcalde del municipio, saludaba en una comparecencia pública «la reanudación inminente» de los trabajos y «el relanzamiento», al fin concluyente, «de un proceso que ha sido largo y que ha llevado algún tiempo». El regidor socialista incidía en que propiciará «el desarrollo de multitud de trabajos», con la evidente ventaja de aproximar al ciudadano y a los ayuntamientos un extenso catálogo de gestiones técnicas y burocráticas.

La crisis económica, y su eclosión al final de la primera década de este siglo, paralizó esta actuación, concebida como una subdivisión de los recursos y prestaciones brindadas desde la Diputación de Córdoba a los ayuntamientos del sector sur de la geografía cordobesa, sobre todo, en el territorio perteneciente a la Subbética cordobesa. Recurrentes obstáculos, financieros y por la superposición de prioridades, esfumaron su reinicio hasta el impulso definitivo conferido en el 2021. 

El traslado del mobiliario desde las oficinas actuales al nuevo recinto, situado en la avenida de Extremadura, en la franja suroeste de la periferia de Lucena, moderará el gasto final.

La localización elegida permite la conexión directa con la carretera N-331, principal conexión desde Córdoba a Málaga antes de la puesta en servicio de la A-45, y enlaza, asimismo, con el casco urbano de Lucena y otras infraestructuras viarias hacia diferentes puntos, también, del centro de Andalucía. 

Un equipamiento gestado a comienzos de este siglo

Las primeras intenciones tangibles relativas a este centro comarcal de servicios de la Diputación de Córdoba asoman a primeros de este siglo. La institución que ahora preside Antonio Ruiz acordaba aglutinar en Lucena, principal municipio de la zona sur y segunda localidad, en dimensión, de la provincia tras la capital, negociados y áreas relativas a Arquitectura, Urbanismo y Carreteras

Antes, en septiembre del año 2004, el Pleno del Ayuntamiento de Lucena validaba la cesión al ente provincial de la parcela incumbida, delimitada al comienzo del polígono industrial Pilar de la Dehesa, desde su entrada más próxima al casco urbano. 

La superficie inicial constaba de 3.161 metros cuadrados. A este solar se agregaba, con un acuerdo ulterior, otra superficie, afectada por un equipamiento comercial, cuya extensión abarcaba 1.094 metros cuadrados. La actuación ligada a la primera fase de la ejecución acababa entre los años 2009 y 2010, sin obtener la lógica continuidad ideada para esta obra.

En el pasado mandato de la Diputacion de Córdoba, con varias comparecencias públicas, el Partido Popular exigió al gobierno del Palacio de la Merced la provisión de fondos para esta actuación al objeto de reemprender los trabajos interrumpidos en el 2010 e, incluso, los populares deslizaron que la suspensión crónica de la obra facultaba al Ayuntamiento para solicitar la reversión de los terrenos

Compartir el artículo

stats