Kiosco

Diario Córdoba

INFRAESTRUCTURAS

Lucena adjudica, diez meses después, la redacción del proyecto para el parking de las Bodegas Víbora

El Ayuntamiento encarga el trabajo al estudio Castelló Arquitectos Asociados | El contrato tiene un importe de 256.000 euros, muy por debajo de los casi 400.000 en que se licitó

Exterior de las antiguas Bodegas Víbora en Lucena. MANUEL GONZÁLEZ

El estudio cordobés Castelló Arquitectos Asociados diseñará el futuro parking subterráneo que se va a construir en las antiguas Bodegas Víbora de Lucena, ubicadas en la avenida del Parque.

Un defecto en la documentación de la licitación inicial –la omisión del anteproyecto original-- provocó la anulación del procedimiento impulsado en julio del año 2021, para retomarlo, posteriormente, en octubre.

La empresa pública Aparcamientos de Lucena, entre cinco propuestas, ha otorgado este contrato por un importe de 256.520, una cantidad considerablemente inferior a los casi 400.000 euros estipulados como precio base. El plazo otorgado a la concesionaria, que también asume la dirección de la obra, es de diez meses y la empresa habrá de fijar exactamente el coste de un equipamiento que rondará los tres millones de euros.

Diariamente, el aparcamiento construido bajo la Plaza Nueva, e inaugurado en el año 2009, agota su capacidad y los paneles informativos situados en algunos puntos próximos advierten de la ocupación por completo de sus 400 plazas. Esta realidad constante y la homogénea peatonalización del centro histórico han generado, desde hace años, una necesidad acuciante de un segundo parking de grandes dimensiones.

La nueva infraestructura contará con 200 plazas de estacionamiento en tres plantas

decoration

En este ciclo político, el equipo de gobierno socialista eligió la localización de las Bodegas Víbora para la ejecución de una infraestructura que, finalmente, contará con 200 estacionamientos en tres plantas. El acceso directo desde varias carreteras y la cercanía, a pie, con el centro de la localidad, preponderaron como factores determinantes, así como la proximidad con servicios básicos como centros educativos, el centro de salud o la Jefatura de la Policía Local.

De inicio, la entrada en servicio de este aparcamiento se previó antes de la finalización del actual mandato corporativo, es decir, sin sobrepasar la mitad del 2023. Una aspiración ya de imposible cumplimiento. En octubre del 2021, ante la anulación del concurso público, al que solo concurrió el arquitecto redactor del anteproyecto, el Pleno hubo de aprobar la dilación un año más, hasta el 2025, del plan plurianual de pagos que satisfará el coste de la redacción del proyecto.

La superficie útil del aparcamiento bordeará los 6.000 metros cuadrados. Una actuación previa consolidará la estructura de un edificio civil, del siglo XIX, y que presenta un estado, en la práctica, de ruina por sucesivos derrumbes. El Ayuntamiento aún no ha decidido el nuevo uso para este inmueble adquirido en el año 2006 por 1,6 millones de euros.

Compartir el artículo

stats