El Ayuntamiento de Priego ha firmado el acta de recepción de una nueva fase de la restauración del castillo de Priego, construido por la orden militar de Calatrava en el siglo XIII, después de la conquista de la ciudad islámica de madinat Baguh por Fernando III El Santo en 1246.

La actuación llevada a cabo ha permitido la conservación interior de la torre 4, la adecuación de los accesos y recorridos visitables, además de mejorar la imagen y percepción a través de actuaciones para la descontaminación visual del monumento.

Esta nueva fase ha sido ejecutada por la empresa Hermanos Campano SL, según el proyecto redactado por el arquitecto Alfonso C. Ochoa Maza, elevándose su presupuesto de licitación de 74.344,31 euros, incluido en la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (Edusi), dentro de la línea destinada a la protección, fomento y mejora de los recursos patrimoniales y culturales de Priego y su centro histórico, cofinanciada en un 80% por el Fondo Europeo de desarrollo Regional (Feder), afrontando el Consistorio prieguense el 20% restante.

Tras la firma del documento de recepción de esta nueva fase, la alcaldesa, María Luisa Ceballos, agradecía el trabajo realizado tanto por la empresa licitadora como por la dirección facultativa, destacando la importante actuación que se ha llevado a cabo en materia de descontaminación visual con la eliminación del cableado existente en distintas zonas de la fortaleza, "lo que hacía que tuviese un aspecto deplorable y, desde luego, no para un edificio de la importancia patrimonial que tiene nuestro castillo".

Visitas al castillo de Priego. R.C.C.

Igualmente, Ceballos ponía de relieve las mejoras en materia de accesibilidad, destacando en este sentido la construcción de una escalera que cumple con todas las medidas de seguridad pero que, como puntualizaba, "también tiene un componente visual importante, ya que es prácticamente imperceptible, tanto desde el interior como desde el exterior".

María Luisa Ceballos: "Nuestro castillo, además de ser visitable, debe tener un componente educativo para las futuras generaciones"

Por otra parte, Ceballos hacía alusión a la necesidad de las visitas culturales y educativas que debe de tener el monumento, "en las que ya se está trabajando", como afirmaba la alcaldesa, "ya que nuestro castillo, además de ser visitable, debe tener ese componente educativo para las futuras generaciones, ya que hay pocos sitios donde una estructura defensiva tan importante como esta pueda tener tanto contenido a la hora de explicarlo de forma seria, desde un componente histórico y arqueológico".

Ahondando más en las actuaciones realizadas en materia de accesibilidad y contaminación visual, el arquitecto redactor del proyecto hacía alusión a la escalera de acceso a la zona visitable, "una estructura de madera, que tenía 20 años y que presentaba peldaños rotos, siendo un elemento que distorsionaba la visión de la muralla". Para ello, Ochoa indicaba que se ha diseñado una escalera "lo más liviana posible, con todas las medidas de seguridad, eliminando el impacto visual que tenía la antigua escalera, ya que cuando ahora miras, ves el lienzo de la muralla y no la escalera".

La torre 4

Aprovechando esta actuación, el arquitecto hacía referencia a que se ha intervenido en la torre 4, "consolidándose su interior y, particularmente, restos de mortero hidráulico medievales, así como partes del muro en las que no se había actuado en intervenciones anteriores".

Ochoa hacía alusión a la sustancial mejora que se ha realizado en el actual acceso a la fortaleza, dotándola de un pavimento a base de adoquines, que la hacen más accesible.

Como curiosidad, el arquitecto redactor de esta nueva fase de restauración del castillo hacía alusión a la reconstrucción de una puerta defensiva en una de las torres, realizada con los mismos materiales y técnicas utilizadas en su primitiva confección, para que quede constancia de cómo eran las puertas con las que contaban las torres en el medievo.

Actuaciones, en definitiva, que han mejorado de manera sustancial el aspecto visual y el recorrido visitable por el castillo, y que tendrán su continuación en la siguiente fase, ya redactada y que espera contar con financiación para su ejecución procedente del denominado 1,5% cultural.