LOS PROYECTOS DEL ANILLO VERDE

Los futuros parques de Córdoba sumarán casi 30 hectáreas más de zonas verdes

Urbanismo ya recoge en sus presupuestos inversiones para los de Miralbaida y Chinales

En estudio se encuentran aún el del Figueroa y el de Molino de los Ciegos, que completaría a Levante

Dos mujeres pasean por la zona del Cinturón Verde.

Dos mujeres pasean por la zona del Cinturón Verde. / MANUEL MURILLO

Noelia Santos

Noelia Santos

Crear un anillo verde compuesto de parques es una de las grandes aspiraciones del gobierno local actual, en manos del PP, que los populares ya pusieron en marcha durante el mandato anterior, cuando gobernaban junto a Ciudadanos. La red de parques municipales al completo, los que ya están hechos, los que se están haciendo y los que podrían venir en un futuro supondrían hasta 130 hectáreas de zonas verdes si se tiene en cuenta el parque del Patriarca (y dejando fuera al periurbano de los Villares).

En cuanto a los parques previstos, los que están sobre el papel, sumarán casi 30 hectáreas más a los que ya están hechos o en marcha. El presupuesto de la Gerencia de Urbanismo para el año que viene ya incluye dos nuevos parques: el de Poniente-Miralbaida y el de Chinales-Mirabueno. En estudio hay otros dos más: el de Poniente-Figueroa y el de Molino de los Ciegos.

Poniente-Miralbaida

Las cuentas de Urbanismo para 2024 reservan 2,2 millones para trabajar en el parque de Poniente-Miralbaida, una zona verde de 7,5 hectáreas. A principios de 2022, el Ayuntamiento solicitó fondos Next Generation para este parque (se pidieron, además, 2,2 millones, la misma cifra que da ahora Urbanismo), pero no fueron concedidos. Este parque ya tiene proyecto, que cifraba la inversión en 2,3 millones. El proyecto original, que podría cambiar, hablaba de un gran parque situado entre distritos y entre barrios de la ciudad que históricamente han estado mal conectados (Miralbaida, Electromecánicas, Noreña, Olivos Borrachos o el Zoco), de ahí que resultara primordial facilitar la conectividad peatonal entre ellos. También incluía huertos urbanos.

Futuros parques de Córdoba, en imagen gráfica completa.

Futuros parques de Córdoba, en imagen gráfica completa. / Ramón Azañón

[Pulsa aquí para ver la imagen ampliada]

Su creación, dada su ubicación, junto a un gran nudo de comunicaciones (la confluencia de las rondas, la carretera de Palma o el trazado de ferrocarril), permite contar con un espacio medioambiental y de ocio saludable en un punto de grandes emisiones de CO2.

La segunda fase de los parques de Levante y el Canal estarán acabadas para la primavera

Chinales-Mirabueno

El parque Chinales-Mirabueno, de 5,34 hectáreas, se lleva 1,6 millones de euros de los presupuestos de Urbanismo para el año que viene. El parque se ubicará junto al polígono industrial y muy cerca del barrio de Mirabueno, al otro lado del tramo municipal de la ronda Norte, donde el Ayuntamiento ejecutará, además, una naturalización de sus márgenes. Hace pocos meses, el alcalde, José María Bellido, apuntó que esta zona verde se pondría en marcha durante este mandato con un modelo similar al que funciona en los parques de Levante o del Flamenco. A diferencia del de Miralbaida, el de Chinales no cuenta con proyecto, por lo que parte de la inversión de Urbanismo se destinará a su redacción.

En la zona se espera poder trabajar pronto con esa naturalización de los márgenes de la ronda Norte, donde se plantarán 347 ejemplares de arboleda autóctona joven, como algarrobo, olivo, encinas, pinos piñoneros y almezos, así como especies arbustivas tales como adelfas o romero, y se plantarán 3.000 bellotas de encina (de las que se espera que broten entre un 10% y un 15%).

Figueroa y Levante

Los otros dos parques que cerrarían el anillo verde de la capital todavía están estudio. Por un lado, está el parque Poniente-Figueroa, de 9,5 hectáreas y ubicado junto al trazado de la ronda de Poniente.

El de Molino de los Ciegos, que vendría a completar el parque de Levante en lo que puede considerarse una tercera fase, cuenta con 6,5 hectáreas. Limita al norte con la N-432 y al sur con las vías del tren y este año se ha hablado bastante de esta zona porque el Ayuntamiento planteó destinar una parte para celebrar festivales y eventos multitudinarios al aire libre (algo que no gustó ni a vecinos ni a ecologistas). De momento, no hay proyecto definido porque esta parte norte del parque de Levante cuenta con una extensa red de líneas eléctricas que dificulta mucho cualquier actuación que se quiera hacer.

La segunda fase del Parque de Levante cuenta con una superficie de más de 89.170 metros cuadrados.

La segunda fase del Parque de Levante cuenta con una superficie de más de 89.170 metros cuadrados. / Manuel Murillo

Los que ya están en marcha

En obras y con algunas de sus partes ya abiertas se encuentran el parque de Levante y el del Canal. La primera fase del parque de Levante se encuentra prácticamente terminada, aunque en la intervención en la segunda fase (que se lleva ahora a cabo) también se trabaja en esa zona. Son más de 23 hectáreas de zona verde que deberían estar completamente finalizadas en mayo del año que viene. En la parte sur, que se corresponde con la segunda fase, además de los trabajos de plantación de árboles también se instalarán tirolinas, toboganes en la pradera, pista multideportiva y un circuito de un kilómetro, además de farolas y bancos.

En cuanto al parque del Canal, la parte del Flamenco ya está terminada y ahora se interviene en el ámbito oriental, al norte de la avenida de la Arruzafilla, dotándolo de caminos, instalación de riego, arboleda, mobiliario, equipamientos e iluminación, completando igualmente a este nivel de urbanización el ámbito oeste (como ocurre en el de Levante, también se interviene en la primera fase para terminar de rematar). Estas obras deberán estar concluidas hacia el mes de abril de 2024. El parque del Flamenco ocupa 10,5 hectáreas y el del Canal-Arruzafilla, 9,6.