CONSEJO RECTOR

Las inversiones de Urbanismo para este año en Córdoba priorizan el anillo verde

El organismo municipal contempla destinar 3 millones a los parques del Canal y de Levante dentro de los 7 recogidos en el presupuesto que se votará el jueves

Parte del Parque del Canal, conocida también como Parque del Flamenco, ejecutada ya.

Parte del Parque del Canal, conocida también como Parque del Flamenco, ejecutada ya. / Oscar Barrionuevo

Isabel Leña

Isabel Leña

Las inversiones de Urbanismo para este año en Córdoba priorizan el anillo verde. El organismo municipal ha convocado un consejo rector para este jueves, 30 de marzo, en el que presentará los presupuestos para este año. Hay que recordar que el Ayuntamiento de Córdoba no ha aprobado aún sus presupuestos para el 2023, por lo que mantiene prorrogados los del 2022, y que el delegado de Hacienda, Salvador Fuentes, se ha comprometido en presentarlos esta misma semana. De momento, ha convocado este consejo y otro para tratar de dar luz verde a las previsiones de gastos e ingresos de Vimcorsa. El tiempo apremia porque ya solo quedan dos meses para las elecciones municipales.

Para inversiones reales, y si salen adelante estas cuentas, Urbanismo dispondrá de 6,9 millones de euros (la mitad que en el 2022, cuando la partida era de casi 14 millones) para lo que queda de año más 88.819 de transferencias de capital. No obstante, a ese dinero hay que añadir los 23 millones de remanentes, por lo que entre una cifra y otra se pueden alcanzar los 30 millones. Dentro de los remanentes, cantidades no gastadas de ejercicios anteriores, aparecen proyectos que se vienen arrastrando año tras año y que no terminan de ver la luz.

Las cuentas reflejan, por tanto, pocas novedades, y vuelven a tener un carácter continuista a tenor de las iniciativas que recogen. Dentro de las inversiones, destacan los 2,9 millones para el Parque del Canal, cuya obra está en proceso de adjudicación y que dará continuidad al Parque del Flamenco. Para continuar con el Parque de Levante, del que este año se va a iniciar una nueva fase, hay 400.000 euros. Otros proyectos que aparecen en los presupuestos son la mejora medioambiental de avenidas con pavimentación fonoabsorbente (que amortigua los ruidos), con medio millón de euros; la rehabilitación del número 5 de la calle San Agustín, dotada con 300.000 euros; las obras de la avenida de Trassierra, con 300.000 euros; actuaciones en edificios municipales, también con esa cuantía; intervenciones en el antiguo cuartel de Lepanto (Farmacia Militar), con 300.000 otra vez; y actuaciones en la vía pública, con 200.000 euros.

A estas cantidades se suman 250.000 euros para la mejora de La Corredera, en la que ya se está actuando; 300.000 euros para la rehabilitación de la iglesia Campo Madre de Dios; y 150.000 euros para la adecuación del puente de hierro. Para expropiaciones, en este ejercicio solo se contemplan 199.203 dentro del fondo de contingencia; mientras que para juntas de compensación, hay plasmado casi un millón de euros. En este sentido, Urbanismo participará en las juntas de compensación que impulsan el plan residencial de Huerta de Santa Isabel Oeste (el que dará continuidad al de Huerta de Santa Isabel Este), el plan de las Margaritas (junto a la avenida de Trassierra que se está remodelando) y el parque industrial de La Rinconada, donde irá la base logística del Ejército de Tierra.

Cantidades arrastradas

Dentro de los remanentes que se vienen arrastrando de años anteriores, vuelven a aparecer, además de los parques del Canal y de Levante, con cantidades no gastadas aún, el nuevo acceso de la A-4 al polígono de Las Quemadas, con casi 1,4 millones; el puente de Encinares de Alcolea, con 1,1 millones; la recuperación del camino de la Alameda del Obispo, con un millón; la sala museística de Caballerizas, con 1,1 millones; la reparación del centro cívico de El Higuerón, con 1,4 millones; o el acceso a los Olivos Borrachos, con 200.000 euros, entre otros.

La sala de barrio de la plaza de las Artes, el nuevo acceso a Orive desde Capitulares, la remodelación del Campo Santo de los Mártires y de la piscina del camping, y el aparcamiento Puerta de Córdoba, previsto en Vallellano, son otras iniciativas que aparecen en el apartado de actuaciones que se sufragarán con remanentes de años anteriores.

La propia memoria del presupuesto indica que el objetivo es dotarlo de "lo necesario para dar cobertura" a la "finalización de actuaciones iniciadas en ejercicios anteriores, no acometiéndose nuevos grandes proyectos en este ejercicio". Las cuentas, según este documento, priman las actuaciones "de mejora medioambiental" y las "remodelaciones de espacios y vías públicas".

En total, de salir adelante las cuentas, Urbanismo dispondrá de 18,9 millones de presupuesto, un 25% menos que en el 2022, cuando contó con 25,4 millones. Los gastos de personal subirán un 7,7%, pasando de 9,3 millones a 10. Los gastos corrientes también aumentarán, en este caso, un 21,46% (de 1,3 millones a 1,5).

Urbanismo prevé obtener este año casi un millón de euros por aprovechamientos urbanísticos de parcelaciones. La urbanización del Alamillo es una de las que más avanzadas están en el proceso de regularización y, si estos planes se cumplen, aportará ese dinero a Urbanismo por el 10% del suelo. Esa misma operación ya la hizo Cuevas de Altázar hace unos años.

El consejo rector dará luz verde también a la plantilla de Urbanismo para este año, formada por 147 trabajadores, de los que 60 son funcionarios y 87 personal laboral. El documento presupuestario indica que en el 2023 "habrá disminuido el porcentaje de personal laboral al servicio de la GMU" y se habrá pasado del 60% del 2022 al 58% (en el 2014 era del 90%). El consejo dará el visto bueno, además, a amortizar tres plazas de personal laboral (de técnico de accesibilidad, arquitecto, de técnico especialista) para crear otras tres de funcionarios.