El Palacio de Viana de Córdoba ha acogido este miércoles el acto de clausura de la exposición Calvas&Bellas, una iniciativa impulsada hace tres años por el oncólogo médico del hospital Reina Sofía y del hospital San Juan de Dios e investigador del Imibic Juan de la Haba, y que, debido a la gran repercusión que generó desde sus inicios, pronto encontró el respaldo de instituciones y entidades.

La muestra ha visitado durante todo este tiempo hospitales, centros sanitarios y espacios muy diversos de unos 30 municipios de Córdoba y Cádiz, pudiéndose contemplar ahora en Pozoblanco.

Siete de las protagonistas de la exposición. FRANCISCO GONZÁLEZ

La belleza no se pierde por la caída del pelo

De todos los respaldos que ha recibido Calvas&Bellas el más masivo y emotivo es el que a diario llega de otras mujeres de toda España, que como las protagonistas de la exposición, se encuentran pasando por el duro momento de quedarse sin pelo, recibiendo con esta iniciativa la dosis de cariño tan necesaria cuando se está en esa dura fase de la enfermedad. 

La muestra reúne fotografías de gran formato, que retratan la belleza de diez cordobesas, que decidieron dar un paso adelante para pedir que se mire al cáncer con otros ojos y demostrar que el hecho de perder el pelo debido al tratamiento del cáncer no las hace menos bellas. 

Una mujer observa la fotografía de Inmaculada. FRANCISCO GONZÁLEZ

Tres años desde la inauguración

La iniciativa se presentó el 19 de octubre de 2020, coincidiendo con el día mundial contra el cáncer de mama, y en plena pandemia. Este miércoles se ha rendido homenaje a las diez protagonistas de la muestra, de las que siete estuvieron en Viana (Caridad, Inmaculada, Rebeca, Matilde, Loli, Isabel María y Ana Belén), mientras que la belleza y generosidad a favor de este proyecto de las tres restantes (María José de Luque, Carmen Alcaraz y Lourdes Sánchez) quedará siempre en el recuerdo de tantas personas como las querían.

En nombre de estas diez mujeres ha intervenido Caridad Diosdado, que ha recalcado que participar en la exposición fue "una oportunidad de ayudar a otras personas que están pasando por la misma enfermedad y para demostrar de que no pasa nada por estar calva, porque la belleza no es un cara bonita ni un pelo radiante, es algo más. Después de tres años participar en la exposición ha sido una experiencia más que positiva. Nos sentimos como modelos y nos hicistéis llorar de emoción. Sólo con que una mujer se haya sentido bien nos sentimos orgullosas, pero nos consta que han sido muchas. Muchas personas con la misma enfermedad se han unido al proyecto, se han quitado el pañuelo y la peluca y se han mostrado tal cual".

El padre y hermana de Carmen Alcaraz la recuerdan con más cariño aún en la foto que forma parte de la exposición. FRANCISCO GONZÁLEZ

Calvas&Bellas no acaba ahora, sino que seguramente seguirá creciendo fuera de Córdoba y Andalucía, pues existe interés por parte de sus promotores y de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) por continuar concienciando sobre la existencia de esta particular belleza.

Fotografías de Ana Belén y Matilde, dos protagonistas de la muestra. FRANCISCO GONZÁLEZ