Kiosco Diario Córdoba

Diario Córdoba

Radiografía de los barrios

Las zonas comerciales de Córdoba tienen medio millar de locales cerrados

La federación adelanta que «será muy difícil que se recupere» el tejido empresarial desaparecido | Afirma que el sector ha dejado de ser refugio y ahora «son más los que se destruyen que los creados»

Un local cerrado en Ciudad Jardín, con carteles y pintadas. A.J. González

El comercio de cercanía está experimentando una transformación de su actividad muy relacionada, como ocurre en otros sectores económicos, con el empuje de los nuevos servicios digitales y el auge de las compras on line, y también con el escenario económico, en el que se ha enlazado la salida de la última crisis con el impacto de la pandemia de coronavirus y, ahora, con la guerra en Ucrania. Esta situación ha llevado a que muchos locales en Córdoba tengan la persiana bajada desde hace más de una década y, de hecho, en la federación provincial Comercio Córdoba estiman que el centro, Ciudad Jardín, Santa Rosa-Valdeolleros y La Viñuela cuentan con 526 tiendas cerradas.

El presidente de la patronal, Rafael Bados, afirma que «todo esto forma parte de la pérdida de espacio del comercio de cercanía en su conjunto» y entiende que «hay zonas donde es imputable a la degradación del lugar, como es el caso de Ciudad Jardín, donde hace falta un plan integral de regeneración del barrio. En otras zonas comerciales hay que seguir trabajando para hacerlas más atractivas. En La Viñuela, por ejemplo, «hay que terminar la peatonalización que se hizo en la avenida. Hay que llevar a cabo una actuación y dejarlo en una pasarela única. Es necesario ir mejorando todas las zonas comerciales de la ciudad», reivindica.

Las estimaciones de Comercio Córdoba apuntan a que el mayor número de establecimientos cerrados se encuentra en el centro comercial abierto Ciudad Jardín, que tiene 248. A este le sigue Santa Rosa-Valdeolleros, donde hay 143 tiendas sin actividad. La Viñuela, con 65, y el centro, donde son unas 70, son los espacios que tienen un mayor dinamismo en estos momentos.

El cambio

En cuanto al futuro, la patronal no se muestra demasiado optimista respecto al restablecimiento del tejido empresarial desaparecido en los últimos años. Rafael Bados entiende que «será muy complicado que se recupere la pérdida de comercio de cercanía. Tradicionalmente, este ha sido un sector refugio y los comercios que cerraban se reponían. Sin embargo, desde hace un par de años no funciona de esa manera, son más los comercios que se destruyen que los creados», explica.

Sobre el destino de los inmuebles, Bados abunda en que «una parte de los locales se está reconvirtiendo en viviendas de uso residencial o para el turismo. Esto es claramente visible en muchas zonas de Ciudad Jardín; en Santa Rosa; en el centro, en menor medida; y en La Viñuela», detalla. De este modo, al ser preguntado por las actividades para las que continúa siendo atractivo abrir un local, el presidente de Comercio Córdoba subraya que «el atractivo son las calles. Las vías principales mantienen mejor el pulso. El tejido va desapareciendo en las que no son principales».

Demanda profesionales

Ante esta situación, el sector se está renovando y, por ejemplo, desde hace años impulsa eventos promocionales en la vía pública para atraer al público. En opinión de Rafael Bados, iniciativas como la Shopping Hill celebrada el sábado pasado en La Viñuela «están funcionando y son fundamentales para el comercio de cercanía». La patronal entiende, además, que la especialización y la digitalización son dos vías de futuro. «Sería muy importante crear un instrumento de acompañamiento que ayudara a dar el salto», porque «trabajar en la transformación digital es complicado para micropymes y autónomos», subraya Bados. Por último, también destaca que existe un «grave problema para encontrar personal cualificado».

Compartir el artículo

stats