Kiosco Diario Córdoba

Diario Córdoba

reportaje

«No estamos para desperdiciar clientes»

Algunos comerciantes del centro ya abren los sábados por la tarde y otros cuestionan que abrir los domingos vaya a ser rentable

Rosa Salcedo, en Salcedo Modas, un clásico en la calle Concepción. Manuel Murillo

En el número 1 de la calle Concepción, Rosa Salcedo, de Salcedo Modas, destaca que en la temporada alta del turismo, que comenzará en unas semanas, van a abrir los sábados por la tarde «porque vendrá clientela y no estamos para desperdiciarla». Esta boutique tiene medio siglo de vida y es regentada por Rosa y por sus hermanas, Pilar y María José. Al igual que otras tiendas del centro de la ciudad, han dado un paso adelante y han ampliado su atención al público para adaptarse a los nuevos tiempos.

En esta línea, acerca de la implantación de la libertad horaria para el sector en Semana Santa y los meses de abril, mayo, septiembre y octubre, esta empresaria afirma que ve bien que cada persona sea libre: «Me parece perfecto todo lo que sea ayudar a tirar para adelante».

Por su parte, Toñi Ríos, propietaria de la tienda de moda Flüsse y de la zapatería Stiletto, en la calleja Barqueros, subraya que «todas las facilidades que se den a los autónomos son buenas», aunque admite que «aquí no ha merecido la pena hasta ahora abrir el domingo» y comenta que ampliar el horario «es duro, pero no descarto la posibilidad de intentarlo. Ojalá viniera mucho turismo para decir que abro el domingo». Además, sobre el impacto de su actividad, esta empresaria también destaca que «el pequeño comercio da vida a otros negocios; está todo más animado».

En el trabajo 8 Toñi Ríos, propietaria de Flüsse.

Dímelo hilando, en Cruz Conde, ya abre los sábados por la tarde. Así lo explica la trabajadora Mª Isabel Díaz, para quien «el fin de semana es cuando más gente se mueve por el centro, mucho más que entre semana». La noticia sobre la declaración de zona de gran afluencia turística para Córdoba le ha cogido por sorpresa.

Lo mismo le ocurre a Ángela Rodríguez, trabajadora de la tienda de ropa íntima Etam, en la calle Gondomar, quien explica que «no sé cómo puede funcionar en Córdoba, pero hemos abierto domingos y no se vende nada».

Ángel Blasco es secretario de la Asociación de Comerciantes y Hosteleros del Centro Iluminando Juntos, y advierte de las dificultades para competir con los grandes establecimientos por la falta de recursos. Sin embargo, indica que el estudio del cambio horario «es algo que queremos proponer a los asociados, quizá cerrar un día entre semana y abrir en otro horario el fin de semana. Es cuestión de buscar alternativas para intentar aprovechar las nuevas oportunidades». En su opinión, esta posibilidad «se plantea con cierta incertidumbre. Es momento de echar muchos números». «A lo mejor, es cuestión de que nos replanteemos el modelo y buscar la forma de que esos días que puede haber más afluencia de público se pueda abrir», señala.

Compartir el artículo

stats