Kiosco

Diario Córdoba

JUNTA DE ANDALUCÍA

Adolfo Molina se compromete como delegado de la Junta a hacer "política útil para los ciudadanos"

Se estrena en el cargo con "un pellizco en el estómago" y el respaldo de sus predecesores en el cargo

12

Adolfo Molina delegado del gobierno en Córdoba de la junta de Andalucía A.J.González

El nuevo delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía, Adolfo Molina, que este martes tomó posesión del cargo en Sevilla, ha estrenado hoy su puesto en Córdoba comprometiéndose ante los medios de comunicación a llevar a cabo una "política útil para los ciudadanos", y a trabajar desde "la serenidad, humidad y determinación por crear un clima de política amable basada en la equidad y la lealtad institucional".

El delegado ha insistido en que ese es el talante que ha defendido "durante los últimos diez años desde la tribuna del Parlamento, una política de escucha que busque los consensos, la concordia y los pactos en tiempos donde eso parece que eso no está muy de moda". En su opinión, se puede salir de la trinchera política para entender que "como decía Adolfo Suárez, el que está en frente no es mi contrario sino mi complementario". Para cumplir esta misión, ha dicho que seguirá los principios que emanaron del Parlamento andaluz y que se reflejan en el Estatuto de Autonomía, como son la "eficacia, la jerarquía, la coordinación y legalidad, así como la eficiencia, la racionalidad organizativa, la simplificación de procedimientos, cooperación, imparcialidad, la transparencia, la buena fe, la no discriminación y la proximidad a los ciudadanos".

Molina, del que Juanma Moreno y el anterior delegado del Gobierno, Antonio Repullo, han destacado "su profundo conocimiento de la provincia de Córdoba y de los problemas que la aquejan", aseguró que inicia esta nueva etapa "con un pellizco en el estómago" y el propósito de "mantener las puertas abiertas" de las delegaciones de la Junta a la ciudadanía, practicando una política "cercana".

Adolfo Molina (i), este miércoles junto a José María Bellido (c) y Antonio Repullo (d). A.J. González

En este sentido, recalcó que su oficina estará abierta "a todos los alcaldes de la provincia, sean del signo político que sean", para que cuenten con la Junta de Andalucía "como una administración aliada para oír tanto sus propuestas como sus críticas", ya que esto permitirá a todos "seguir aprendiendo". Para el nuevo delegado del gobierno, "solo desde el consenso y el diálogo es posible avanzar".

Entre los principales retos para este curso, ha citado cuestiones como la sequía que afecta de forma importante a la provincia de Córdoba y que según Adolfo Molina "requiere gobiernos ágiles, dialogantes para solucionar los problemas en la medida de nuestras posibilidades"- También será prioridad "la creación de empleo, facilitando como en la etapa de Antonio Repullo, el camino a los empresarios que quieran crear puestos de trabajo en Córdoba". Por último, aludió al tercer sector y su compromiso de que la Junta estará al lado de las organizaciones sociales de cara a un otoño que se prevé complicado para intentar solucionar los problemas de los ciudadanos.

Su antecesor en el cargo, Antonio Repullo, asistió a la presentación de Molina junto a la que ha sido delegada en funciones desde que se convocaron las elecciones, María Jesús Botella, el alcalde de Córdoba, José María Bellido, y los consejeros de Justicia y Universidades, José Antonio Nieto y José Carlos Gómez Villamandos. Repullo, coordinador general del PP de Andalucía, felicitó a su sucesor y le instó a que "no deje de coger el teléfono y escuchar a todo el mundo con talante abierto".

Compartir el artículo

stats