Kiosco

Diario Córdoba

Concentración en el Bulevar del Gran Capitán

Organizaciones agrarias y cooperativas protestan contra los altos costes de producción y la PAC

El sector agrario exige una reorientación de la política agraria, un reparto más justo del valor de los alimentos, más regadíos y una tarifa eléctrica competitiva, entre otras cosas

Representantes de las organizaciones agrarias y cooperativas de Córdoba en la protesta organizada en el Bulevar del Gran Capitán. Francisco González

Las organizaciones agrarias y cooperativas de Córdoba se han concentrado este miércoles en el Bulevar del Gran Capitán como forma de protesta ante los altos costes de producción, la falta de mano de obra, los mayores requisitos laborales y la reforma de la Política Agraria Común (PAC), entre otras cosas. La concentración ha servido para exponer las reclamaciones de una parte del sector agrario ante la crisis actual. Y, para ello, se han valido de una escenificación que ha representado al agricultor con cadenas y gomas de regar al cuello, así como un paseo fúnebre. Todo ello, con alimentos de la tierra al fondo. Y sus precios. 

La convocatoria, realizada por Asaja Córdoba, COAG Córdoba, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) y las Cooperativas Agroalimentarias, ha reunido a decenas de personas con pancartas en el centro de la capital. Entre las principales reivindicaciones del sector, destaca un reparto más justo del valor de los alimentos, tarifas eléctricas competitivas, el incremento de regadíos, contratos temporales, mayores exigencias a las importaciones de alimentos de terceros países o una reorientación de la PAC.

Protesta del sector del campo en Córdoba. Francisco González

Desde el sector primario, califican la situación como "ruinosa" tanto para la productividad como para el desarrollo de las zonas rurales. Y aseguran que el futuro de la actividad "está en peligro por la escasa e incluso nula rentabilidad". Por ello, sus representantes en la provincia han alzado la voz para exigir un "apoyo firme" de las administraciones, que se materialice en "medidas fiscales, económicas, legislativas y políticas para proteger la producción de alimentos".

Costes "nunca vistos"

La poca rentabilidad que denuncian las organizaciones agrarias cordobesas tiene su principal causa en unos costes productivos a niveles "nunca vistos". A eso, además, suman la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Concretamente, desde el sector precisan que el coste del pienso para el ganado se ha duplicado, que las semillas cuestan un 30% más, que el precio de los abonos ha aumentado entre un 78% y un 156%, que el gasóleo para tractores vale un 142% más, que el valor de los herbicidas se ha incrementado en un 233% o que la energía eléctrica es un 270% más cara.

Por eso, además de un reparto "más justo" del valor de los alimentos, los representantes agrarios han pedido una Ley de Cadena Alimentaria que acabe con problemas como la venta a pérdidas o mayor transparencia en las operaciones comerciales. En cuanto a los impuestos y las ayudas, han reclamado la condonación de impuestos directos e IBI, así como rebajas del IVA. También consideran necesario el adelanto de subvenciones y la creación de líneas de ayuda óptimas. El aplazamiento de la deuda y el acceso a financiación a largo plazo son otras medidas que, según apuntan, deberían ponerse sobre la mesa.

Una PAC "fuerte"

En la protesta de las organizaciones agrarias no ha faltado el análisis de una PAC en la que ven el antónimo a una política agraria "fuerte". El nuevo plan conlleva, según los asociaciones del sector primario cordobés, "menos presupuesto, más burocracia, más obligaciones y menos producciones". Por eso, piden que Bruselas reoriente la PAC sin "prejuicios ideológicos", que el Ministerio de Agricultura cambie sus propuestas y que la Junta de Andalucía se mantenga firme "en la defensa de los intereses de los agricultores y ganaderos".

Esas modificaciones que esperan desde el sector se enfocan en las regiones productivas -tanto en número como en distribución-, en unos ecoesquemas que suponen "una clara pérdida de renta para el campo andaluz", en un nuevo pacto verde y en unas ayudas que, según explican, deben dirigirse a la agricultura activa y eliminarse criterios que dejen fuera a las agricultores y ganaderos pluriactivos.

Agua, importaciones y fijos discontinuos

Con la actual situación de sequía que atraviesa Córdoba, especialmente en regiones como el Valle del Guadiato y Los Pedroches, el tema del agua adquiere una relevancia central en las reclamaciones de las organizaciones del campo cordobés. Por un lado, consideran necesario que se garantice a los ganaderos el abastecimiento necesario, "permitiéndome obras básicas de aguas de escorrentía". Otra de las demandas principales es el aumento de regadíos en pro de "una agricultura cordobesa más competitiva".

Las asociaciones denunciaron también la "competencia desleal" de terceros países en el uso de productos "no permitidos en la Unión Europea" y de "unas condiciones laborales muy laxas". Siguiendo la línea del empleo, desde el sector critican la conversión de contratos temporales en fijos discontinuos por no reflejar "la realidad del trabajo en el campo". En ese sentido, piden adaptar esas condiciones a las necesidades de las empresas o aplicar bonificaciones a las cotizaciones de la Seguridad Social por la conversión de temporales en fijos, entre otras cosas.

Compartir el artículo

stats