Kiosco

Diario Córdoba

EMPLEO

El empleo para las personas con discapacidad aumenta un 4,8%

El 80%de los trabajos ocupados por el colectivo son de carácter temporal

El ejercicio 2021 se cerró en Córdoba con un incremento del empleo en personas con discapacidad. CÓRDOBA

Entre los colectivos que mayores dificultades tienen para incorporarse al mercado laboral siempre se nombra al de las mujeres, los jóvenes o las personas de más de 45 años. Pero hay otro, que cuenta con todos esos mismos subgrupos al que se le suman las circunstancia de ser personas con discapacidad, por lo que las dificultades para lograr empleo son mayores. Aún así, es un grupo de trabajadores que también experimenta las tendencias y oscilaciones del mercado de trabajo.

En este sentido, ahora que los datos son positivos, también para las personas con discapacidad los tiempos son algo mejores. Según los datos del Informe Estatal sobre el Mercado de Trabajo, publicado por el Ministerio de Trabajo y Economía Social, por medio del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), las personas con discapacidad solo representan el 1,34% del total de afiliados a la Seguridad Social en Córdoba, una cifra que, no obstante, es el resultado del aumento del 4,81% respecto al año anterior.

En el citado documento se recoge que en la provincia de Córdoba se cerraba el año 2021 con un incremento en el empleo entre el colectivo de los trabajadores con discapacidad. En concreto, los afiliados a la Seguridad Social de este colectivo aumentaron en la provincia un 4,81%, hasta alcanzar la cifra de 4.093 afiliados, que representan el ya citado 1,34% del total de la afiliación provincial.

Según explica el SEPE en su informe, ese aumento se traduce en 188 trabajadores más, después de que 2020 finalizara con once afiliados menos. De los 4.093 afiliados con discapacidad, 281 (6,87%) eran autónomos. En valor absoluto, suponen quince trabajadores por cuenta propia más respecto al ejercicio precedente (2020). Así, de los 53.980 trabajadores del régimen de autónomos con que contaba la provincia al término del pasado año, los 281 autónomos del colectivo de personas con discapacidad representan solo el 0,52% de los afiliados de este régimen.

Actividades económicas

Entrando en el análisis de las actividades económicas en las que trabajan estas personas, durante el año 2021 destacan por volumen de afiliados a la Seguridad Social las actividades del sector de servicios sociales sin alojamiento, servicios a edificios y actividades de jardinería y la asistencia en establecimientos residenciales. En estas tres actividades la presencia de los trabajadores de este colectivo gira en torno al 10% de la afiliación total de la actividad. En el año 2021, indica el informe del SEPE, se registraron 6.654 contratos concertados con personas con discapacidad, que representaban el 1,31% del total de la contratación provincial. Este porcentaje se queda por debajo del dato andaluz (1,36%) y español (1,59%).

También en este colectivo se nota la diferencia entre sexos en cuanto a la incorporación al mercado laboral, puesto que el 75% de los contratos suscritos correspondieron a varones. Además, el incremento interanual de los contratos del 17,85% del colectivo se distribuye entre un aumento del 16,13% de los hombres, que supone 632 contratos más en valor absoluto respecto del 2020, mientras que entre las mujeres aumenta un 21,75%, es decir, 376 contratos más.

Otro de los datos característicos de estos empleos, igual que en la generalidad del mercado laboral español, es la temporalidad, pues, según el SEPE, la modalidad más utilizada es la del contrato temporal, destacando, al igual que ocurre en el conjunto de los trabajadores de la provincia, los de obra o servicio y eventual por circunstancias de la producción, que acaparan entre ambos el 80% de la contratación de las personas con discapacidad.

Analizando los datos desde la óptica contraria, es decir, la de las personas paradas, los datos del informe señalan que de los 65.349 parados registrados en la provincia de Córdoba a finales del año 2021, el 4,15% corresponde a personas con discapacidad (2.710). El dato positivo es que el paro entre este grupo de trabajadores cayó un 12,97% cuando en 2020 aumentaba un 11,57%. Este descenso de desempleo se concreta en 404 parados menos. De ellos, 243 eran mujeres y 161 hombres.

En lo que respecta a Andalucía, el informe del SEPE señala que en Andalucía el paro de las personas con discapacidad representaba el 3,94% de los parados andaluces y respecto al año 2020 descendían un 11,51%, que son 4.037 parados menos. En España, en el mismo ejercicio, representaban el 4,67% del total y experimentaron un descenso del 12,55% (20.793 personas menos).

Por tiempo como demandante de emplo, el SEPE informa que de los 2.710 parados registrados de este colectivo en la provincia de Córdoba, 1.489 eran parados de larga duración, es decir, un 54% del total, porcentaje que está por debajo de la media andaluza, que es del 58% y española (63,99%).

De los desempleados de esta grupo, el 66,83% procede del sector servicios y el 15,42% son parados sin experiencia profesional previa. Respecto a los ámbitos de actividad que registran mayor número de personas con discapacidad desempleadas destaca la administración pública y Defensa; Seguridad Social obligatoria, servicios a edificios y actividades de jardinería, agricultura, ganadería, caza y servicios relacionados con los mismos, además de actividades de servicios sociales sin alojamiento, otros servicios personales y comercio al por menor, excepto vehículos de motor y motocicletas. Por último, indica el documento del ministerio, en el año 2020 se incrementaba en más de siete puntos porcentuales el peso de los contratos suscritos por personas con discapacidad en el gran grupo de actividad de ocupaciones elementales hasta representar el 62,9% del toral de los contratos concertados.

Compartir el artículo

stats