Kiosco

Diario Córdoba

DIARIO CÓRDOBA ENTREGARÁ ESTE JUEVES LA ‘GUÍA DEL CAMINO MOZÁRABE EN CÓRDOBA’

Las instituciones y la Asociación Camino de Santiago remarcan el potencial de la ruta mozárabe para Córdoba

La vía atraviesa 15 municipios cordobeses y presenta gran atractivo por sus valores solidarios, culturales, espirituales y socioeconómicos

Un momento del debate celebrado este jueves en la sede de Diario Córdoba, en el que han participado Antonio Ruiz, Marián Aguilar, Jesús Alonso Porras y Fernando Santos Urbaneja. MANUEL MURILLO

La presentación de la Guía del Camino Mozárabe en Córdoba, la primera publicación de este tipo centrada en la provincia y con un espíritu especialmente divulgativo, fue este miércoles el marco del debate entre instituciones implicadas en el histórico itinerario jacobeo del Sur, una mesa redonda en las instalaciones de Diario CÓRDOBA en la que quedó patente el compromiso presente y futuro de la Diputación de Córdoba, el Ayuntamiento de Córdoba, el Cabildo Catedral y la sociedad civil, por boca de la Asociación de Amigos del Camino Mozárabe, para impulsar esta ruta. Todo ello tanto por los valores de la ruta (patrimoniales, históricos, culturales, artístico, naturales, gastronómicos, deportivos, de ocio y hasta turísticos) como por su potencial espiritual, solidario y socioeconómico, además de constituir una medicina para «enfermedades de una sociedad» sometida a las tiranía de la técnica y la inmediatez, según se apuntó a lo largo del encuentro.

Al respecto, y para poner en contexto el debate, la propia Guía del Camino Mozárabe en Córdoba, en un capítulo específico sobre el impacto socioeconómico actual, recuerda que este milenario itinerario, junto a sus ramales desde el Sur, Andalucía Oriental y Jaén, cruza 15 municipios cordobeses a lo largo de 298 kilómetros de caminos perfectamente señalizados (usando desde perdidas calzadas romanas a cañadas de la Mesta o hasta la moderna y acondicionada Vía Verde del Tren del Aceite), en donde ya se encuentran ocho albergues municipales de peregrinos, con una estimación de más de dos mil caminantes al año en Córdoba (datos del 2019, antes de la pandemia y del Año Santo Compostelano) y en pleno crecimiento, todo ello con un gasto estimado de 43 euros diarios por caminante, también según datos prepandemia. 

Una ‘joya' provincial

«Tenemos una joya, que es el Camino Mozárabe, que ha podido estar antes en un segundo plano, pero que es un bien patrimonial con muchos valores y perfectamente diferenciado, algo que no tiene cualquiera, y eso es un potencial enorme», dijo abriendo el debate el presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz.

 De hecho, a lo largo del encuentro la Diputación pudo sacar pecho, valga la expresión, por los 200.000 euros destinados para proyectos de promoción del Camino Mozárabe, su divulgación en encuentros promocionales turísticos o con un especial apoyo a los municipios por donde pasa el Camino Mozárabe y sus ramales de Andalucía Oriental, Jaén y Málaga, recordando la nueva oportunidad que se abre con fondos anticrisis que se ajustan perfectamente a proyectos empresariales que pueden impulsarse en torno al Camino Mozárabe.

Llegando a ‘su’ hora

 Por su parte el canónigo Jesús Alonso Porras, por parte del Cabildo Catedral, recordó las raíces documentales que esta institución (la más antigua de la ciudad junto al Ayuntamiento) tiene sobre las peregrinaciones y, aunque en comparación con otros itinerario jacobeos como el Camino Francés «puede que hayamos llegado tarde», también es cierto que «hemos llegado, que es lo que importa cuando se va a Santiago». Al respecto, anunció que «se puede contar con el Cabildo para cualquier colaboración» e, incluso, adelantó la posibilidad de un doble uso para el alojamiento previsto en el Santuario de Linares (edificio en reforma y de titularidad del Cabildo) en la etapa-Córdoba-Cerro Muriano, como albergue preferencial de peregrinos.

Para el representante del Cabildo y también historiador, el Camino Mozárabe «es una apuesta de futuro, y si las circunstancias son las que hay para esta sociedad, se convierte en una medicina para el individuo», algo en lo que, «por la esperanza que aporta, es necesario invertir, porque casi se convierte en un servicio público».

Apoyo municipal

 Este mismo argumento terapéutico fue el que siguió la concejala María Antonia Aguilar, delegada de Promoción, Cultura y Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Córdoba. La representante del Consistorio, la primera institución que hace dos décadas vio el potencial del Camino Mozárabe con la colocación de azulejos para guiar al peregrino a su paso por Córdoba, destacó que más allá de valores patrimoniales o de servir también como «producto turístico», el Camino Mozárabe cumple con una función espiritual mucho más ambiciosa e importante: servir como bálsamo para «una sociedad contaminada» donde el individuo necesita reivindicarse a sí mismo. La concejala, además, mostró la voluntad del Consistorio de apoyar las potencialidades del Camino Mozárabe, en el que la ciudad es clave.

Logros y reivindicaciones

Por su parte, Fernando Santos Urbaneja, en representación de la Asociación del Camino Mozárabe, no tardó en hacerse eco de la voluntad del Ayuntamiento y recoger el guante. Así, tras explicar que el objetivo más cercano del colectivo, después de haberse centrado en la infraestructura y señalizado los 298 kilómetros de caminos jacobeos en Córdoba por voluntarios del colectivo, ahora es hora de «abrazar al peregrino, que nos cuente y nos deje sus experiencias y su cultura», además de «convertir al turista en peregrino» con «espacios donde tocarlo». A esto ayudaría abrir un albergue de peregrinos en Santa Cruz, sobre todo, y otro en Córdoba capital, equipamientos claves a unirse a los ocho albergues municipales ya existentes en la provincia de ayuntamientos con muchísimos menos recursos.

Fernando Santos Urbaneja, Antonio Ruiz, Rafael Romero, director de Diario CÓRDOBA; Marián Aguilar y Jesús Alonso Porras, en las instalaciones del periódico. MANUEL MURILLO

Para Santos Urbaneja (un destacado socio del colectivo jacobeo cordobés, fiscal, escritor, autor de una pieza teatral en torno al Camino y peregrino de cuna, nacido en Carrión de los Condes), tras el ingente trabajo de años que ha significado la señalización y dotación de servicios mínimos de las rutas en Córdoba por parte de la asociación, ha llegado otro momento en el que, «con vitaminas C (de conocimiento ) y E (de Espiritualidad)», es preciso ayudar a que el caminante «pase de simple turista a peregrino».

Más aún, Santos Urbaneja abogó por que las experiencias del peregrino (y hablamos de cientos de caminantes europeos y asiáticos, sobre todo japoneses, que cruzan Córdoba cada año) no se vayan sin más con el Camino, sino que haya foros y oportunidades, «aunque sea un simple ritual de recepción al peregrino», que permita al peregrino que llegue a Córdoba «sentirse abrazado», y a Córdoba hacerse más grande aprovechando sus experiencias y culturas, como ya ocurrió cientos de años antes en la Edad Media con miles de peregrinos en el Camino Francés.

Paso a paso por el debate

El debate fue conducido por el jefe de sección de Diario CÓRDOBA Francisco Expósito, y en el mismo se fueron planteando, con agilidad, pero sin renunciar a profundizar en los temas, cuestiones claves sobre el Camino Mozárabe en Córdoba como su historia y difusión en el pasado reciente, su significado para Córdoba y objetivos a corto, medio y largo plazo para contribuir a materializar sus potencialidades.

De lo humano a lo divino

Además de lo ya expuesto, el debate entre representantes de instituciones sobre el Camino Mozárabe fue dando pie para recordar junto a lo mucho que queda por hacer, algo en lo que todos coincidían, lo mucho que también se ha logrado, como la divulgación de este patrimonio inmaterial a cargo de la Diputación, sin ir más lejos, apoyando la propia Guía del Camino Mozárabe en Córdoba, que hoy se distribuye gratuitamente con cada ejemplar de Diario CÓRDOBA. Otros logros son que el itinerario jacobeo en la provincia haya centrado parte de los esfuerzos de promoción de la Diputación en la última edición de Fitur o el acuerdo de la institución provincial con la Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba para su programa Camino Mozárabe-Camino Seguro, un dispositivo pionero de seguridad para el peregrino que ya ha sido copiado por su excelencia en otros puntos de España.

También hubo lugar a testimonios personales y recuerdos emocionalmente intensos, como cuando Fernando Santos dio cuenta del cariño con el que se encuentra el peregrino en su localidad natal, Carrión de los Condes, con una sencilla pero a la vez inolvidable ceremonia de acogida al peregrino, o la referencia de Jesús Alonso Porras y Fernando Santos a Bernardo Aldrete, el canónigo y párroco de la iglesia de El Sagrario que en 1612 documentó su peregrinación a Santiago, toda una epopeya digna de un guion de Hollywood, aventuras e intrigas incluidas. Una anécdota que sirvió para anclar el debate en la importancia del Camino Mozárabe en el pasado para, junto a ello, ubicar mejor su proyección futura.

La aportación de la guía

Respecto a la Guía del Camino Mozárabe en Córdoba, que se distribuye este jueves gratis con cada ejemplar de Diario CÓRDOBA y que consta de 72 páginas, además de una sistemática información útil al caminante, hay que recordar que es la primera en centrarse en la ciudad y la provincia de Córdoba, sin olvidar su encaje dentro de propio Camino Mozárabe y en la red de itinerarios jacobeos nacionales e internacionales, justo en un momento de expansión del fenómeno de la peregrinación como nunca se ha visto en la historia.

La obra presta especial atención a las etapas en la provincia del ramal de este histórico itinerario desde Málaga, centrándose en las localidades cordobesas de cada fin de jornada: Encinas Reales, Lucena, Cabra, Doña Mencía y Baena. Precisamente, Baena recibe un trato singular por su condición de encuentro de caminos entre el ramal de Málaga y los de Andalucía Oriental (Almería-Granada) y Jaén, estos dos últimos confluyendo a pocos kilómetros de la provincia de Córdoba, en Alcaudete.

Las siguientes etapas desde el Sur hasta Córdoba tienen como paradas Castro del Río y, si se opta por una variante, Espejo y Santa Cruz. Desde la ciudad califal que dio el nombre al Camino, del que se presume que fue el primero en llevar peregrinos de forma generalizada a Compostela, la Guía del Camino Mozárabe en Córdoba sigue el itinerario oficialmente reconocido por la Xunta de Galicia y la Unión Europea, saliendo de la provincia por Cerro Muriano, Villaharta, Alcaracejos e Hinojosa del Duque, todo ello para seguir la aventura con otros caminos históricos extremeños, la Vía de la Plata y el Camino Sanabrés hasta Santiago de Compostela. 

Compartir el artículo

stats