Kiosco

Diario Córdoba

PREPARATIVOS DEL MAYO FESTIVO EN CÓRDOBA

Los caseteros de Córdoba aprovechan el buen tiempo para iniciar el montaje de la Feria

La Asociación de Casetas Populares se queja por que el Ayuntamiento ha ejecutado solo la mitad de la obra prometida en la calle del Potro en El Arenal

Calle El Potro, en El Arenal.

El recinto de El Arenal empieza a tomar forma para la Feria de Nuestra Señora de la Salud de Córdoba. Este lunes se abrió el plazo para empezar a montar las casetas y, aprovechando el buen tiempo, algunos ya han iniciado los trabajos para levantar las construcciones efímeras sobre las que se levantarán las carpas. Con los costes disparados, los caseteros afrontan una de las ferias más complicadas en cuanto a obtención de materiales, ya que tras la pandemia hay empresas que han desaparecido o se han reconvertido en otra actividad, por lo que la oferta de estructuras básicas se ha reducido. Esta situación sumada a la inflación actual y a la coincidencia en mayo de la Feria de Sevilla y la de Jerez, ha hecho que las empresas aumenten los precios, lo que se prevé que incremente el presupuesto entre un 30% y un 40%. En eso coinciden todos los caseteros consultados.

El presidente de las casetas populares, Alfonso Rosero, ha informado de que la mayoría de sus asociados tienen previsto empezar el montaje durante el Puente de Mayo. "Hemos tenido muchos problemas para encontrar proveedores de los materiales que se necesitan", ha explicado, "teníamos una empresa contratada de forma conjunta, pero en esta situación, cada uno ha tenido que buscar por un lado". Las carpas de su caseta vendrán de Jaén después de que él mismo haya tenido que acudir a comprobar la calidad de los materiales. "Son empresas que no conocíamos y hay que cerciorarse de lo que vas a recibir", ha indicado. Además de con los materiales, está habiendo dificultades para la contratación de las empresas de cátering, ya que algunas se han transformado tras dos años sin eventos de este tipo y ya no prestan el servicio en la feria. Del mismo modo, el precio de los farolillos, que ya solo se producen en dos empresas de Córdoba, se ha duplicado.

Quejas por la obra de la calle del Potro

En cuanto al estado del recinto ferial, Rosero se queja de que el Ayuntamiento no ha completado la obra de la calle del Potro como se acordó con los implicados, "pese a haber contado con tiempo de sobra para hacerlo", señala, "se ha instalado la valla de acceso a las casetas y la zona de descanso, pero falta el resto de la pavimentación de la calle y un lado del acerado". Según el presidente de la asociación de casetas populares, "no se ha cumplido el compromiso que se nos dio y tampoco se nos ha dado una explicación, por lo que consideramos que ese no es el camino". También insistió en que en las reuniones celebradas previas al inicio de la obra, se les informó de que la primera actuación sería la pavimentación de la calle del Potro, "completa, según la infografía que se nos facilitó" y que el año siguiente se ejecutaría el soterramiento del cableado y aguas pluviales. En esa crítica ha coincidido con otros caseteros de la asociación de tradicionales como Rafael Bocero, expresidente de la entidad, que tampoco entiende que la actuación se haya dejado a medias y que esta calle vuelva a tener albero. "Estaba acordado por la comisión e incluso discutimos el tipo de pavimento para cada lado porque nos dijeron que se haría antes de que empezara la Feria del 2022, pero cuando hemos ido a montar, nos hemos encontrado que está solo la mitad", ha lamentado.

El presidente del Consejo del Movimiento Ciudadano, Juan Andrés de Gracia, ha asegurado también que aunque la obra ejecutada es lo que el Ayuntamiento sacó a licitación, según han comprobado después en el pliego de contratación, no es lo que acordaron en la comisión de feria, donde todas las partes asumieron que se iba a pavimentar la calle entera. "De hecho, la propuesta era que las casetas que dan a la calle del Potro habilitaran una puerta en ese lado al instalarse una calle pavimentada por completo y una acera", señala De Gracia, que considera que solo se ha actuado en una parte "porque los técnicos de la Gerencia de Urbanismo no estaban de acuerdo con la cota cero que se debatió en la comisión y pavimentarla entera habría supuesto asumir esa cota".

Las críticas contrastan con la información del Ayuntamiento, que hace unos días daba por acabada la actuación, destacando que esta calle, antes oscura e insegura, se ha convertido en un paseo adaptado con árboles, rosales y bancos tras una inversión de 900.000 euros, según explicó el presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), Salvador Fuentes. Así, aseguró que se ha trabajado en 450 metros de calle (más de 1.400 metros cuadrados) con la instalación de cerca de 1.200 metros cuadrados de zonas ajardinadas y la plantación de 56 árboles. Según ha asegurado a este periódico,  "se ha hecho lo que dice el proyecto donado por la Asociación de Casetas Tradicionales, ni más ni menos".

El próximo 4 de mayo, tendrá lugar una reunión de la comisión de feria y este será uno de los temas que se trasladará al Ayuntamiento para que dé una explicación, según Rosero y De Gracia, porque se habló de "una calle nueva y acabada" y tras lo que se ha hecho, pedir a las casetas que abran por este lado tampoco tiene sentido".

Los precios de la Feria, un poco menos populares

La subida de los costes tendrá reflejo en las bebidas y comidas de las casetas, que este año tendrán precios un poco menos populares. Según Rosero, "los refrescos han subido un 20% respecto al último ejercicio y los productos de la cocina también, por lo que habrá que hacer ajustes, ya que no podemos asumir todo el incremento", ha indicado Alfonso Rosero. Según Rafael Bocero, expresidente de las casetas populares, los socios de su caseta han tenido que aumentar una cuota para poder montar este año y prevén que el precio de consumiciones y bebidas se vea afectado aunque intentarán que sean similares a los de cualquier bar de Córdoba.

En la caseta de ASPA, muy popular entre los jóvenes, aún no tienen claro cuánto subirán más allá de que cerveza y refrescos que estaban en 1,5 euros se venderán ahora a 2 euros. "Solo trabajamos con precios redondeados a 0 y a 5 para facilitar el trabajo al voluntario que está en taquilla", explica uno de los portavoces, "no tenemos más remedio que subir, en el resto de productos el incremento será menor en porcentaje, pero también se aumentará algo".

Compartir el artículo

stats