Kiosco

Diario Córdoba

SALUD

¿Los síntomas que tengo son de alergia, de covid o por la calima?

Algunos cordobeses acuden a consulta o a urgencias sin saber si presentan un proceso alérgico, si han podido contagiarse de coronavirus o si les afecta el polvo subsahariano

Episodio de calima de la semana pasada en Córdoba.

Durante los últimos días ha aumentado la afluencia de pacientes a urgencias y consultas, como ha sido en el hospital San Juan de Dios de Córdoba, que acuden para saber si los síntomas que están sufriendo se deben a una alergia que ya tienen diagnosticada o que están empezando a notar o si lo que les ocurre puede ser que se hayan contagiado del covid-19. El hecho de que la variante ómicron, la más presente durante la aún presente sexta ola de la pandemia, esté causando mayoritariamente cuadros catarrales leves de vías altas, es lo que provoca que pueda haber una mayor confusión con síntomas de coronavirus, señala la especialista en Alergología del hospital San Juan de Dios, Cristina de Castro.

Sin embargo, esta doctora precisa que el covid no genera picor de ojos, lo que sí está asociado a las enfermedades alérgicas, y, por otro lado, si infectarse por coronavirus normalmente va acompañado de fiebre menos o más intensa, la alergia no cursa con síntomas febriles.

Por otro lado, el coronavirus produce tos y dificultad para respirar como el asma alérgico. Pero en la infección por coronavirus es muy característica la fiebre, que no aparece en el asma alérgico. Y si bien el coronavirus suele provocar dolor articular y malestar general, esos síntomas no son propios de una alergia, aunque los alérgicos sí puedan sufrir cansancio por no descansar bien.

Vuelve la calima a Córdoba

Por su parte, el fenómeno de la calima que se registró la semana pasada y que está previsto que vuelva a repetirse en puntos de Andalucía, incluida Córdoba, el jueves y viernes de esta semana, puede causar un mayor perjuicio en pacientes asmáticos y alérgicos. "Al igual que el polen que existe en otras provincias próximas nos llega a Córdoba, como ocurre con el del olivo o de las gramíneas, que puede llegar a Córdoba desde Jaén, Málaga o Sevilla, el polvo subsahariano de la calima también nos está llegando por distintos motivos a la provincia cordobesa", expone Cristina de Castro.

La coordinadora de la Red Española de Aerobiología (REA), Carmen Galán, explica que el fenómeno de la calima normalmente es más propio de la estación de verano, aunque en esta ocasión "está siendo diferente, ya que estamos observando grandes concentraciones de polvo del desierto en suspensión, que pueden causar daños en los pulmones dependiendo de su densidad". Según Galán, "los granos de polen cuando se encuentran ante cualquier elemento que les resulte extraño, liberan unas partículas submicrónicas (los alérgenos) que pueden provocar más sensibilidad. Por eso, durante la calima, debido a la mayor exposición a polvo subsahariano también puede haber una mayor exposición a alérgenos, aunque las concentraciones de ese polen no hayan sido tan altas".

Compartir el artículo

stats