En un siglo diferente, pero con el espíritu intacto. A finales de los años noventa, Julio Anguita (1941-2020) llenó el Teatro de la Axerquía en un mitin anti OTAN y ahora, un año después de su muerte, sus ideales han vuelto a sentarse en las gradas. Lo han hecho de la mano de las más de 1.500 personas que han participado en un acto de homenaje organizado por el Partido Comunista de España y que por momentos ha recordado a aquellos mítines multitudinarios.

Las palabras de Anguita han resonado fuerte en la Axerquía a través de unos vídeos intercalados en las distintas intervenciones. Esos vídeos, que algunos se saben de memoria, han vuelto a arrancar los aplausos de los asistentes en lo que, por momentos, se ha asemejado a aquellos mítines a rebosar del alcalde, del político.

El acto lo ha abierto el cantaor Manuel Gerena que, por martinete, le ha dedicado un poema propio a Anguita, al "camarada insobornable" al que "recordamos con la dignidad de España". 

El cantaor Manuel Gerena homenajea a Julio Anguita Francisco González

La secretaria provincial del PCA Córdoba, Alba Doblas, ha abierto las intervenciones políticas iniciando su alocución con un reconocimiento a quienes "estáis aquí, respondiendo a Julio" y llegados de "toda España". Doblas ha manifestado que "para la gente de izquierdas debe ser fundamental seguir los principios que guiaron su hacer político" y ha pedido que “huyamos de quienes usen sus palabras en beneficio propio”.

Doblas ha señalado también las distintas facetas del comunista, la de hombre, la de alcalde y la de camarada. Se ha detenido en la de alcalde para recordar que gracias a su trabajo (fue el primer alcalde de Córdoba en la presente etapa democrática) se hicieron posibles las empresas públicas que hoy “son el orgullo de esta ciudad".

Ernesto Alba y Alba Doblas. FRANCISCO GONZÁLEZ

El secretario general del PCA, Ernesto Alba, ha pedido durante su intervención que "no santifiquemos" la figura de Julio Anguita porque "lo que nos toca a nosotros es seguir trabajando". Ha recordado, además, que este homenaje es un acto de "impulso político" porque "así querría él que estuviéramos hoy, con un discurso político en Andalucía, una tierra con un millón de parados, con colas de personas que buscan algo para comer. Tomemos impulso para la construcción de la alternativa, siempre desde la organización y desde el proyecto político, con programa, lucha ideológica y aliados".

Quienes no han podido estar presentes, aunque se habló en un principio de su participación, han sido la vicepresidenta tercera del Gobierno, Yolanda Díaz, y el ministro de Consumo, Alberto Garzón, que ha enviado un vídeo recordando cómo descolgaba el teléfono para pedir consejo a Anguita, quien siempre fuera faro de la izquierda.

Sí ha estado Sira Riego, portavoz y responsable de Acción Externa de IU y eurodiputada de IU Europa por UnidasPodemos, quien ha reconocido que "no se entendería la historia política de nuestro tiempo sin Julio Anguita" y quien ha recordado ese mantra de "programa, programa, programa" como un "conjuro para alejar tentaciones".

Asistentes al acto. FRANCISCO GONZÁLEZ

Uno de los momentos más emotivos ha venido de la mano del cantaor Juan Pinilla, que además de Ojos verdes (elegido porque Anguita le confesó que era más de copla que de flamenco), ha entonado el himno de Santa Bárbara y el Hasta siempre (comandante Che Guevara) de Nathalie Cardone, donde gran parte del público le ha seguido puño en alto. Pinilla ha afirmado que se siente "orgulloso de mi partido, de mi gente y de que haya tenido personas como Julio Anguita".

Emotiva ha sido también la intervención de su hija Ana Anguita, quien ha hecho un repaso por el trabajo político e intelectual de su padre, quien no se avergonzaba de ser denominado comunista, ha recordado, "ahora que se usa la palabra como insulto, mi padre se manifestó orgulloso de serlo, sin alentar el odio de quien no pensaba como él".

Por último, el secretario general del PCE, Enrique Santiago, ha destacado que Anguita siempre se mantuvo firme en la defensa de sus principios que eran, ha dicho, "laicos, republicanos y socialistas". "Estaba profundamente orgulloso de su partido y de sus camaradas, los que siempre defendieron la democracia y las libertades públicas en este país", ha señalado Santiago, quien ha recordado, además, que Anguita "siempre estuvo interesado en denunciar cómo el imperialismo se apropiaba de las riquezas del planeta. Él decía verdades incómodas y ya denunciaba las nefastas consecuencias de las políticas neoliberales".