Los vecinos de Las Moreras han vuelto a cortar la avenida de Trassierra este viernes para reivindicar mejoras para el barrio. Se trata de la segunda protesta de este tipo que promueve la asociación La Palabra, que, según indica su portavoz, Manolo Ortega, no ha recibido aún respuesta por parte del alcalde, José María Bellido, a sus demandas a pesar de los escritos dirigidos.

Entre las demandas de esta asociación se encuentra que el barrio sea considerado como área de regeneración y renovación urbana (ARRU), fórmula que el Ayuntamiento ha pedido a la Junta para el Santuario; que se recupere el centro de educación de adultos; un aumento de plantilla en Servicios Sociales para que dé agilidad a la tramitación de las ayudas de emergencia; una estrategia municipal que, según Ortega, "no sean fotos ni convenios con oenegés o universidades, que no se ven en la práctica, y que actúe con un programa de trabajo garantizado".

El corte de la avenida se ha prolongado durante hora y media y ha tenido lugar a la altura de la calle Francisco de Toledo, cerca del colegio Antonio Gala. La asociación asegura que las protestas continuarán si no se atienden sus demandas.

Los vecinos de Las Moreras ya cortaron la carretera de Trassierra en febrero reclamando "una reunión con el alcalde" y "la implicación de todas las administraciones" para que se proyecten planes de vivienda, empleo e inclusión social en una zona "en la que viven cerca de 11.000 cordobeses" y en la que "el paro juvenil se sitúa en torno al 80 o el 90%", tal y como denunció entonces el portavoz y secretario de la asociación de vecinos La Palabra, Manuel Fernández.