La primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Córdoba, Isabel Albás, ha manifestado en relación al seísmo político que se ha producido en su partido en los últimos días que su posición y la de su grupo es de "compromiso con Córdoba y con los cordobeses", desvinculándose así de la delicada situación que atraviesa Ciudadanos en otras comunidades. "Nos votaron los cordobeses para ser parte del Ayuntamiento de Córdoba y vamos a seguir trabajando", ha sentenciado.

Por otro lado, ni Ciudadanos ni el PP tienen claro aún quién ocupará el puesto de concejal que ha dejado vacante en el Ayuntamiento de Córdoba la salida de Eva Timoteo (Ciudadanos) tras su dimisión por la polémica de su doble sueldo, según han indicado este lunes la primera teniente de alcalde, Isabel Albás, y el concejal de Seguridad y Movilidad, Miguel Ángel Torrico a preguntas de los periodistas.

Albás ha confiado en que esta semana la exgerente del Imdeco, María Luisa Gómez Calero, que ocupa el sexto puesto en la lista a las elecciones de Ciudadanos, decida al respecto y traslade lo que decida al Consistorio, por lo que ha pedido "respeto", ya que se trata de "una decisión muy importante", ya que la convertiría en concejal "y servidor público". Albás ha expuesto que no se ha reunido con Gómez Calero, aunque sí sabe que ha habido conversaciones con su partido. Torrico ha coincidido en dar tiempo para que "esta persona decida lo que vea" dentro de los plazos previstos.

La otra opción es que la exgerente del Instituto Municipal de Deportes se persone en Capitulares para renunciar expresamente a su acta de concejal antes de la toma de posesión, que tendrá lugar en unos días, cuando el acta llegue de Madrid. Cabe recordar que la número 6 de la lista de Ciudadanos a las municipales fue expulsada de su partido tras el enfrentamiento que tuvo con el presidente del Imdeco, Manuel Torrejimeno.