ACTUALIDAD BLANQUIVERDE

Germán Crespo: "No pudimos reforzar al Córdoba CF y a la propiedad le entraron los nervios"

El granadino, que asegura que "malacostumbramos a todos", se reivindica y afirma que "a la larga se vio que yo no era el problema, sino que la plantilla tenía sus limitaciones"

"Hicimos un viaje a Baréin, pero no llegué a las personas que hay detrás, sólo a las intermediarias", desvela

Germán Crespo, durante un entrenamiento en el Córdoba CF.

Germán Crespo, durante un entrenamiento en el Córdoba CF. / MANUEL MURILLO

Ignacio Luque

Ignacio Luque

Recién terminada la Liga 2022-23 de forma oficial con el ascenso del Eldense y con el Córdoba CF parado durante semanas, Germán Crespo salió a la palestra para valorar su temporada en el conjunto blanquiverde, su destitución y cómo fue su paso por El Arcángel, dejando como resumen una frase lapidaria: "No pudimos reforzar al equipo y a la propiedad le entraron los nervios".

"Malacostumbramos a todo el mundo"

En una entrevista concedida al Ideal de Granada, Germán Crespo recuerda que su etapa en el Córdoba CF fue «muy bonita», porque «allí fui para entrenar a su filial y me encontré con el primer equipo, con las cosas muy complicadas. Aún así, batimos todos los récords prácticamente, ganamos dos títulos y conseguimos un ascenso». El granadino asegura que se queda con esos momentos, «aunque acabara siendo un lastre para mí y mi cuerpo técnico porque malacostumbramos a todo el mundo, tanto a la afición como a los propietarios». Crespo lamenta que «todo el mundo esperaba que volviéramos a subir, y por los números de la primera vuelta podíamos confiar en ello, pero dentro sabíamos que no eran reales porque ganamos muchos partidos que no merecimos», reconoce. «Cuando estás en una racha positiva entra todo, pero sabíamos que nos iba a llegar una mala, y terminó con nuestro cese», rememora. Por ello, el técnico granadino afirma que «teníamos un buen equipo, pero no como para esos números».

Germán Crespo posa en El Arcángel.

Germán Crespo posa en El Arcángel.

El extécnico del Córdoba CF reconoce que le dolió la destitución, pero la asume porque «sabemos cómo es el fútbol y sobre todo en una ciudad como Córdoba, con la presión que hay». Germán Crespo asegura que en el club sabían «lo que podía pasar, y cuando renové hasta 2026 fue porque el club quería un proyecto a largo plazo, así que no me lo esperaba aunque estuviésemos varias jornadas sin ganar». Insistiendo en su renovación, el granadino desvela que «había primas por acabar entre los ocho primeros, no como el curso anterior, que sólo eran por ser campeón». Además, el exentrenador blanquiverde comenta que «el club me transmitía que si no se subía este año sería al siguiente, pero que la intención era hacer un proyecto ilusionante, y creo que la gente estaba ilusionada por lo que veía en el campo domingo a domingo». Asimismo, comenta que «la directiva me dijo que no me veía responsable de los resultados, pero a la propiedad le entraron los nervios y a la larga se vio que yo no era el problema, sino que la plantilla tenía sus limitaciones».

La propiedad

Cuando se le pregunta por la propiedad, Germán Crespo desvela que «hicimos un viaje a Baréin pero no llegué a conocer a las personas que hay detrás, sólo a las intermediarias». Para él, «hay propiedades extranjeras que apuestan de verdad por los clubes, pero nosotros no tuvimos presupuesto como para reforzar al equipo de cara a un ascenso cuando fuimos a fichar y tuvimos bajas con las que no contábamos». El granadino amplía su queja por el mercado invernal y afirma que el Córdoba CF no pudo «firmar las opciones que nos habrían gustado y lo pagamos». A pesar de todo, Crespo asegura estar «completamente seguro de que el equipo habría entrado en play off» si hubiera habido «más tranquilidad».

Volviendo a los inicios, a cuando cogió la primera plantilla del Córdoba CF, Germán Crespo rememora que en aquel momento «todos estaban en contra, desanimados, pero volvimos a ilusionar a la afición y esa es mi mayor satisfacción. La gente me lo agradecía por la calle. Conseguimos llenar el estadio, incluso entre semana, y que los chavales fuesen del Córdoba CF. Disfruté mucho en un equipo importante y con una afición ejemplar y nunca lo voy a olvidar». Crespo reconoce que se sintió «muy querido».

Cerrando el capítulo sobre el Córdoba CF, Germán Crespo reconoce que en la peor crisis de resultados, «desde el club se me decía que cambiase cuando hubo malos resultados, pero es que a mí siempre me ha ido bien así. Siempre generábamos de ocho a diez ocasiones por partido, aunque el acierto sea lo que mande».

Fin de etapa

El Córdoba CF destituyó a Germán Crespo el pasado 9 de abril tras sumar sólo 11 puntos sobre los últimos 45 en disputa. Ya a mediados de febrero, Javier González Calvo, entonces consejero delegado de la entidad blanquiverde, manifestó su primera ratificación en el banquillo, justo antes de la victoria en El Arcángel ante la Cultural Leonesa (2-0), y pese a esa última racha mantuvo al granadino al frente del equipo durante casi dos meses más, lo que ampliaba el periodo de crisis cordobesista a cuatro meses.

Uno de los factores que influyeron para mantener al granadino en el cargo fue, precisamente, esa renovación de su contrato hasta 2026, anunciada a finales de octubre, cuya rescisión supuso un desembolso al Córdoba CF, tanto para él como al resto de su cuerpo técnico de una cantidad cercana a los 500.000 euros. Una rescisión que, por cierto, también se ha debido valorar este verano a la hora de realizar ajustes por parte del nuevo consejero delegado del Córdoba CF, Antonio Fernández Monterrubio.