Kiosco

Diario Córdoba

LA CRÓNICA

El Córdoba CF se divierte y supera al Rayo Majadahonda

El Arcángel disfruta con los goles del pichichi Willy Ledesma y de Simo Bouzaidi ante un equipo majariego que puso más dificultades de las inicialmente previstas

47

Las imágenes del Córdoba CF - Rayo Majadahonda AJ González

Sí, el Córdoba CF volvió a ganar. Y sí, se mantiene líder del Grupo 1 de Primera Federación. Pero siendo importante, posiblemente lo que más valor tenga de este equipo sea lo que ofrece al espectador, que no al aficionado. El aficionado siempre irá a El Arcángel, no abandonará nunca al conjunto blanquiverde, sean cuales sean sus circunstancias. El forofo, el que recita alineaciones de los años 70 aunque no las haya vivido, también irá al coliseo ribereño siempre. Refunfuñando, protestando, con días (o semanas, ay) de amargura, pero asistirá siempre a la misa cordobesista de cada 15 días en El Arcángel. Pero no, este Córdoba CF no es para ellos, no es solo para ellos.

Lo que más valor tiene de este Córdoba CF es que atrae y atraerá al espectador si mantiene las formas y el fondo. No es fácil, desde luego, conseguir como lo ha hecho Germán Crespo ciertos compromisos, como los conseguidos en el equipo cuando no tiene el balón. Hacer trabajar, incluso más de la cuenta, a laterales con el perfil de Carlos Puga o Calderón, podría tener su mérito, pero quizás los más futboleros le descargarían de ese mérito porque, al fin y al cabo, no dejan de ser defensas. Pero no es nada fácil montar una pareja en el centro del campo con Javi Flores y Álex Bernal, con un estilo muy definido de futbolista, ambos, y que el equipo mantenga la consistencia defensiva por dentro. Podría restar peso cuando ocurría la pasada campaña, ante rivales de rango inferior y con unos sistemas más que sospechosos, pero lo cierto es que este sábado, en El Arcángel y ante un Rayo Majadahonda que en el trabajo defensivo y en el mediocampo se mostró al menos cumplidor, el Córdoba CF volvió a reiterar ese compromiso.

Del equipo en general, pero llama especialmente la atención en el centro del campo. Porque no es muy habitual en general y aún menos en clave blanquiverde en muchos años. No es cuestión de nombres, sino de mentalidad. Cierto que aún tiene Germán Crespo algún elemento complicado para una completa convicción en esa idea, pero en general, el Córdoba CF tiene una puesta en escena que, incluso al menos futbolero, llama la atención. Como mínimo. Una llamada clara al público, en general, de que en cualquier visita a El Arcángel hay diversión, guste o no el fútbol. La explotación continua del talento individual de todos y cada uno de los blanco y verde así lo garantiza.

Muchos cambios en el once

El técnico blanquiverde realizó nada menos que seis cambios en el once inicial con respecto a la última jornada. Debutó en la categoría como blanquiverde José Cruz, se estrenaron en la titularidad Puga, Álex Bernal y Cedric Teguia y se quedó en el banquillo el nombre de la semana: Simo Bouzaidi. Con media defensa nueva, con un mediocampo relativamente nuevo -al menos esta temporada- y quitando al hombre estrella de hace siete días en Vigo, Kike Márquez, para devolverle la titularidad a Miguel de las Cuevas, el hombre destacado de los primeros 45 minutos fue Christian Carracedo. El extremo derecho blanquiverde le dio la noche a un ex del Córdoba CF, Dani Pinillos, con el que hizo lo que quiso. Infinidad de incursiones, disparos, ocasiones, problemas, en definitiva, para el lateral izquierdo majariego en solo 45 minutos, al punto que dio medio gol a Willy Ledesma, que aportó el otro medio. Sin embargo, el colegiado lo anuló por supuesto fuera de juego.

Dio igual, pocos minutos después, en el 12, Javi Flores hizo una de las suyas. Un enorme pase en vertical tras ver el desmarque de ruptura de Willy Ledesma, que se quedó solo ante Álvaro Fernández y lo superó con facilidad.

El Rayo Majadahonda era un equipo correcto… hasta el mediocampo. Nunca llegó a creer de verdad el equipo madrileño en su propio ataque, comandado por David Rodríguez. Intentaba controlar en defensa, no se manejaba mal en el mediocampo, pero ahí se quedaba. Cuando restaban 35 metros para la puerta de Carlos Marín, resolvía la jugada con un pase largo o un centro a nadie.

Así, Carracedo se topó con la madera poco después de que el Córdoba CF se adelantase (min. 14) y ocho minutos después, de nuevo el extremo derecho cordobesista puso a prueba al portero visitante. Durante el resto de ese primer acto, pareció que el Córdoba CF se encontraba cómodo ante la clara posibilidad de hacer daño al Rayo Majadahonda y por la inocencia de los madrileños en los últimos metros.

La primera parte finalizó con la sensación de mayor superioridad local de la que mostraba el marcador. De hecho, tras el descanso, el mejor remate visitante lo hizo Cedric, en un intento de despeje que sorprendió a Carlos Marín, aunque no del todo. Visto que, pese a todo, el marcador se mantenía ajustado, el técnico majariego cambió hombre por hombre: Konate por De Iriondo y Guille Donoso por Jeisson. Por su parte, Germán Crespo, obviamente, quería más, ya que el 1-0 era peligroso. Retiró a De las Cuevas, Willy Ledesma y Álex Bernal e introdujo a Kike Márquez, Antonio Casas y Diarra.

Un susto propio

A punto estuvo de dar el susto definitivo al Córdoba CF uno de los suyos, Gudelj, cuando siendo el último hombre perdió el balón ante David Rodríguez, al que hizo falta. Le salvó al central que el balón no iba perpendicular a portería y sí hacia la banda, por lo que la hipotética roja se convirtió en amarilla. Poco después, entró en el campo el hombre de la semana, Simo Bouzaidi, con división de opiniones en la grada.

El último cuarto de hora tuvo la misma diversión que la hora larga anterior, aunque con la emoción que da la incertidumbre de un marcador ajustado, algo en lo que mucha culpa tuvo el Córdoba CF, que en la segunda parte sufrió el individualismo, el egoísmo de sus hombres en los últimos metros. Guille Donoso provocó el silencio de la grada (min. 82) con un disparo cruzado desde la frontal que salió por muy poco. Y el Rayo Majadahonda quemó sus naves con los dos últimos cambios, metiendo Diego Nogales a un delantero y un extremo por un centrocampista y un lateral.

Sin embargo, todo se cerró a cuatro del final. Un contragolpe del Córdoba CF llevado por Calderón finalizó con el balón al pie de Simo Bouzaidi, que dentro del área batió al portero majariego, provocando la explosión de la grada.

Así, El Arcángel tuvo de todo con el Córdoba CF. Diversión, fiesta con el primer gol, preocupación, tensión y el júbilo final con el tanto que garantizaba los tres puntos y el liderato, una semana más.

Ficha técnica:

2-Córdoba CF: Carlos Marín, Carlos Puga, José Cruz, Dragisa Gudelj, José Calderón, Álex Bernal, Javi Flores, Carracedo, De las Cuevas, Cedric, Willy Ledesma.

Cambios: Antonio Casas por Willy Ledesma (61’), Diarra por Álex Bernal (61’), Kike Márquez por De las Cuevas (61’), Simo por Cedric (70’), José Ruiz por Carlos Puga (75’).

0-Rayo Majadahonda: Álvaro, Francis, De Iriondo, Ofoli, Dani Pinillos, Mario, Sergio Llamas, Néstor Albiach, Jeisson, Salama, David Rodríguez.

Cambios: Konate por Jeisson (57’), Guille Donoso por De Iriondo (57’), Álvaro Portero por Sergio Llamas (83’), Nando García por Francis (83’), Claverías por Néstor Albiach (90’).

Goles: 1-0 (12’) Willy Ledesma. 2-0 (86’) Simo Bouzaidi.

Árbitro: Conejero Sánchez (C. Extremeño). Mostró amarilla a Gudelj (64’), Guille Donoso (65’),

Incidencias: El Arcángel. Partido de la jornada 4 de Liga en el Grupo 1 de Primera Federación. 11.538 espectadores.

Compartir el artículo

stats