Kiosco

Diario Córdoba

SALA DE PRENSA

Germán Crespo: "Mejor no se puede jugar que como lo hicimos en la primera parte"

El técnico blanquiverde calificó de “corto” el resultado ante el Rayo Majadahonda, en un partido en el que el equipo tuvo como único “punto negro” la falta de acierto para sentenciar antes | "La respuesta de la afición con Simo es la que esperaba, es una persona muy querida aquí en Córdoba", afirmó

Germán Crespo, en el banquillo durante el encuentro ante el Rayo Majadahonda en El Arcángel. A.J. GONZÁLEZ

La vida en el Córdoba CF sigue igual, inalterable, casi inmutable, en el que ha sido otro zarpazo sobre el calendario y una nueva muestra de que el renovado bloque blanquiverde tiene madera para aspirar a todo lo que se proponga esta temporada. Fue una noche de auténtica licenciatura para los de Germán Crespo, que dominaron y avasallaron sin la pegada vista en otras citas, incluso con alguna duda en el último tramo, aunque finalmente tirando de oficio para doblegar al Rayo Majadahonda y así prolongar su idilio con El Arcángel (2-0), que se vistió de gala una semana más. “Mejor no se puede jugar que como hemos jugado en la primera parte. Un ritmo vertiginoso, con muchas ocasiones, hemos desbordado por completo al rival, el resultado ha sido corto. Ese ritmo no se puede mantener todo el partido. Es muy complicado mantenerlo tan alto durante los 90 minutos. En la segunda parte había gente cansada, le faltaba frescura a la gente que habíamos cambiado. Estoy contento con el partido que han hecho”, reconoció el propio técnico tras el encuentro ante el cuadro madrileño. 

Una de las claves para sellar la victoria, según el granadino, se encontró en el desorden generado sobre la zaga rival, que pese a mantenerse a flote durante el encuentro, en ningún momento consiguió refrenar el ímpetu blanquiverde. “Creo que nosotros hemos creado el desorden en ellos. Hemos tenido muchísima movilidad, hemos creado superioridad numérica, más por el lado derecho que por el izquierdo. Se lo había comentado a Calderón en el descanso, que tenía que ser más vertical, jugar más en alto, y así ha llegado el segundo gol. Al final cuando nosotros imponemos ese ritmo es difícil defendernos. Creo que el único punto negro ha sido meternos en el descanso con un 1-0, que luego en la segunda parte cualquier llegada suya te puede quitar esos dos puntos”, destacó. 

Para el preparador, el único “pero” del encuentro pudo encontrarse en la falta de acierto con la llegada a los últimos metros, en los que se gestó una ocasión tras otra sin llegar a terminar de rematar el partido. “Es la diferencia del fútbol, como cuando eres capaz de en otros partidos generar muchos menos, pero hacer más goles, como en el Fuenlabrada. El día que seamos capaces de durante los primeros 45 minutos tener el acierto de un 70%, golearemos a los rivales”, señaló. “Ellos han tenido algo más de llegada al borde del área, pero no recuerdo ninguna parada de Carlos Marín en el partido”, reafirmó a continuación.

Un once con cambios, mismo resultado

El fondo de armario blanquiverde, una vez más, volvió a ser diferencia a la hora de echar el cerrojo a los tres puntos, aunque con una estampa singular de inicio, con hasta seis rotaciones en la alineación y una andanada de permutas durante el segundo acto. La competitividad de la plantilla, para el granadino, es el factor determinante. “Los jugadores se sorprenden pero jugadores que el otro día hicieron un auténtico partidazo se quedan en el banquillo, algunos sin minutos. Esto es lo que nos está dando la vida. Gente que no había tenido todavía ni 45 minutos y hace el partido que han hecho. Eso es positivo, tenemos mucho ganado. Hoy se han quedado jugadores con ganas de demostrar lo que los otros compañeros han demostrado. Se convence a los jugadores ganando”, resolvió.

“Los jugadores ya me conocen, esto va a ser así. El año pasado fue porque hubo tres competiciones, porque la competición era floja, pero esto es así. La primera parte ha sido de las mejores. Saben que cada vez que salgan hay que hacerlo bien”, apuntó. 

Simo Bouzaidi junto a Germán Crespo, durante el encuentro ante el Rayo Majadahonda. A.J. GONZÁLEZ

Opinión dividida con la entrada de Simo

La sustitución de Cedric Teguia por Simo Bouzaidi, durante el tramo final de la segunda parte, fue un caladero de opiniones para el respetable en El Arcángel, que intercaló silbidos y aplausos para el atacante hispano-marroquí, controvertido protagonista -fuera de los terrenos de juego- durante la última semana. “La respuesta de la afición con Simo es la que esperaba, es una persona muy querida aquí en Córdoba. Es un jugador especial para la afición. Sabíamos que si contábamos con él íbamos a tener esa ayuda desde la grada”, afirmó. “Lo que queremos es sumar de tres en tres, cuantas más victorias mejor, seguir haciendo un fortín de nuestro estadio. Queremos alargar la racha de victorias y, si puede ser tanto en casa como fuera, mejor”, apostilló. 

Compartir el artículo

stats