A pesar de la situación que vive el Córdoba CF, o quizás precisamente por ella, el conjunto blanquiverde parece que empieza a dar los primeros pasos para el futuro que le espera, en el que más allá de la categoría en la que milite necesita de una reconstrucción de vestuario que ya se adivinaba, incluso, el pasado verano. La categoría será, previsiblemente, la cuarta del fútbol español, una Segunda RFEF a la que podría caer este mismo domingo, en La Línea, incluso aunque sumara los tres puntos. Obviamente, el Córdoba CF apurará sus últimas opciones para estar en la Primera RFEF la próxima campaña, pero aunque si el milagro se diera, el planteamiento con respecto a la actual plantilla variaría poco. Como mucho, en las dos próximas semanas se activará la maquinaria y se planteará el trabajo para la 21-22. En El Arcángel se cruzan los dedos para que cualquier plan se realice bajo la premisa de disputar la próxima campaña la Primera RFEF.

EL VESTUARIO

Una necesaria reconversión aplazada

 Y esa necesaria reconversión se reconocía en el propio club el pasado verano. Entonces, los dirigentes de El Arcángel plantearon varios presupuestos de la entidad blanquiverde para la 20-21, desde el más ajustado económicamente hasta el más expansivo. Este último implicaba la rescisión de no pocos contratos, elevadísimos ya no solo para la categoría, sino incluso para Segunda División A. Finalmente, desde Infinity -por sí misma y escuchando el planteamiento de la cúpula del club- se optó por el más «conservador», por lo que la permanencia de sus jugadores se prolongó y también los condicionantes económicos a la hora de completar la primera plantilla del Córdoba CF. No hay que olvidar que cuando se inició la temporada, el pasado 4 de octubre, los fichajes realizados por la entidad blanquiverde fueron diez, menos de la mitad de la totalidad del plantel. Y, obviamente, pocos podían ser de campanillas entre los recién llegados porque, teóricamente, ya estaban en el vestuario. Así, mientras que el presupuesto del filial se ha rebajado en un 50% con respecto a hace dos temporadas, la plantilla profesional aún tuvo un coste en la actual campaña equiparable a la de algunos equipos de Segunda División A.

EDAD MEDIA DEL ONCE

Seis meses después, un año más joven

Quizá por ello, el cambio de entrenador, con la llegada de Germán Crespo por Pablo Alfaro, tenga que ver con la mirada al futuro cercano y a medio plazo, más allá de que el granadino vuelva al filial, según dejó entrever Javier González Calvo, consejero delegado del Córdoba CF, hace unos días. Desde luego, el primer encuentro del granadino al frente del conjunto blanquiverde dejó, además de la titularidad de Carlos Puga y de mejores sensaciones en el juego, una marca significativa. Entre la media de edad del Córdoba CF que se estrenó en Liga, el pasado octubre ante el Lorca Deportiva, y los años del once titular ante el Tamaraceite, el pasado domingo, dista un año de diferencia.

El Córdoba CF se estrenó el pasado 4 de octubre con Edu Frías en la portería, Farrando, Djetei, Bernardo y Berto Espeso en la defensa; Sidoel y Mario en el doble pivote, con Moutinho, Javi Flores y De las Cuevas en la mediapunta y Piovaccari en ataque. La media de edad de ese equipo llegaba casí a los 29 años, a pesar de tener a tres sub-23 en la relación. Exactamente, 28 años, ocho meses y 26 días. El pasado domingo, Germán Crespo alineó a cinco jugadores -la mitad del equipo- que repetían titularidad con respecto al primer encuentro de Liga y dispuso a Edu Frías en la portería, Carlos Puga, Djetei, Farrando y Jesús Álvaro en defensa, con Alberto del Moral y Javi Flores en el doble pivote, mientras que las mediapuntas las ocuparon Sidibé, De las Cuevas y Nahuel, mientras que en la punta de ataque señaló a Willy Ledesma. A pesar de haber transcurrido más de seis meses entre un partido y otro, la media de edad de ese equipo titular era casi un año más joven que la del primer once la temporada: 27 años, 10 meses y 22 días. Y eso, con los mismos sub-23 en el equipo, tres. La diferencia entre uno y otro conjunto fue notable.

DEL ‘NIÑO’ AL ‘ABUELO’

Te puede interesar:

Casi 17 años de diferencia entre uno y otro

Más allá de la valoración deportiva de uno u otro futbolista, en lo que respecta a la edad, la distancia entre jugadores que han tenido minutos esta temporada en el primer equipo ha oscilado entre los 19 años de Ricardo Visus y los 36 de Federico Piovaccari. Una diferencia de 16 años, siete meses y 23 días que, paradójicamente, apuntan a no estar en el Córdoba CF_la temporada próxima. El italiano cumple contrato, mientras que el madrileño llegó procedente del Real Betis en calidad de cedido. Unos picos que habrá que resolver también la próxima temporada o, al menos, suavizar.