COLABORACION

DIVERSOS TIPOS DE DISCIPLINA

FRANCISCO DEL VALLE FRANCISCO DEL VALLE 13/04/2005

Disciplina proactiva, reactiva, como la de ´Los chicos del Coro´; represiva, autodisciplina... Sí, la disciplina preocupa. Según una encuesta del CIDE el 75% del profesorado de Secundaria considera que es un problema grave y difícil de solventar. La UNESCO insiste en ello. Pero la definición no es unívoca. Yo creía que la disciplina tenía que ver con la observancia de las normas que permiten la realización de la docencia. Pero Josep Carbó entiende la disciplina "como la habilidad básica de la socialización, y la adaptación y aceptación social son frutos de ella", una habilidad que hay que aprender, pasando de la disciplina heterónoma a la autodisciplina, según señala Kohlberg. Sí, el concepto de disciplina ha cambiado. ¡Qué confundido estaba yo!

Para estos teóricos los conflictos, no son un estorbo, sino una oportunidad. Si un alumno no comprende que impide el funcionamiento de la clase, habrá de explicarle el educador hasta que lo entienda, a menos que no se sienta motivado, por lo que ambos han de llegar a un pacto. "Déjame explicar 15 minutos; tú, callado, aunque no escuches...", aconseja el experto.

Bonitas teorías, lo difícil es hacer un puente con la realidad. ¿De qué alumnos nos hablan los pedagogos? Vivimos en una sociedad agresiva, de película americana, carente de principios morales y modelada por los medios audiovisuales. Cuando dicen los padres que no saben qué hacer con los hijos y éstos que desean parecerse a tal o cual personajillo de ´La Granja´, ¿cómo lograr interesarlos por Neruda o el Quijote? Falta una educación de base. Todo trabajo exige un esfuerzo, toda convivencia presupone unas reglas que la hagan posible y el aprendizaje precisa de ambas condiciones. La LOGSE y los retoques de la LOCE nos habían relegado a los últimos puestos en el Informe de Pisa; y la LOE nos hará sucumbir. ¿Merece la enseñanza estar sometida a un continuo trasiego? ¿No podrían las fuerzas políticas lograr un compromiso? Las reformas de las reformas nos conducen a aquello de Virgencica, Virgencica, que me dejen como estaba.

Envio de noticia

Rellene el siguiente formulario para enviar esta noticia a un amigo por e-mail:

Las noticias más...
Última hora