+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA ASOCIACIÓN APRECIA UN INCREMENTO EN LAS SOLICITUDES DE ASISTENCIA

Asaenec está «desbordada» por el auge de casos de patología mental

Demanda más espacio y recursos para hacer frente a esta situación

 

Antonio Garrido y Susana Luque, ayer en la sede de Asaenec. - MIGUEL ÁNGEL SALAS

María José Raya María José Raya
07/10/2017

Asaenec (Asociación de Allegados y Personas con Enfermedad Mental de Córdoba) denunció ayer, con motivo de la celebración el martes del Día Mundial de la Salud Mental, que se encuentra «desbordada» de peticiones para asistir a usuarios que presentan una patología mental. La directora general de Asaenec, Susana Luque, señaló que «cada semana entran en la asociación entre 3 y 5 nuevas peticiones de asistencia y ya prestamos atención en nuestro centro de rehabilitación psicosocial e investigación, que está aportando unos resultados muy positivos, a más de 120 usuarios, por lo que nos estamos planteando tener que limitar el acceso si no recibimos más apoyo económico y de espacio porque disponemos de una sede que ya se nos ha quedado pequeña al compartirla con la fundación Faisem».

Susana Luque destacó que más de 24.000 personas fueron atendidas por los servicios de salud mental de la provincia durante el 2016, «lo que refleja que los problemas de salud mental van incrementándose año tras año y que es necesario que las administraciones aporten más recursos sociosanitarios y que existan más programas de prevención y apoyo y, sobre todo, una mejor coordinación entre las instituciones implicadas en salud mental (a nivel sanitario, social, de justicia y de seguridad). «El incremento de la demanda de asistencia se debe a que más familias han decidido romper con el estigma y pedir ayuda por tener en sus casas a alguien con posible enfermedad mental. Por otro lado, con la crisis han crecido, de forma especial en jóvenes, los casos de depresión, ansiedad y trastornos mentales derivados de hechos como quedarse sin casa o sin trabajo y los relacionados con el consumo de drogas o abuso de las nuevas tecnologías», indicó Luque.