+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Sanidad / Informe

El Defensor del Paciente alerta del aumento de negligencias por los recortes

Andalucía, segunda región con más quejas por fallos médicos en el 2013

 

Protesta de sanitarios a las puertas de un hospital sevillano, en el 2012. - MARCELO DEL POZO

D.C.
20/01/2014

El año pasado en Andalucía se registraron 2.113 denuncias ante el Defensor del Paciente por negligencias médicas, 123 más que en el 2012. Fue la segunda comunidad, por detrás de Madrid, con mayor número de reclamaciones por supuestos fallos en el sistema sanitario, lo cual incluye un amplio espectro de quejas que van desde el colapso de las urgencias y el excesivo tiempo de espera para ser operado hasta errores en la práctica médica.

Durante el año 2013, en el sistema sanitario estatal se superaron las 14.300 reclamaciones, 525 más que en el año anterior. El Defensor del Paciente, que acaba de presentar su memoria anual con las reclamaciones del 2013, atribuye este aumento a las políticas de austeridad y a los recortes que han mermado la administración sanitaria andaluza, tanto por la pérdida de personal como de recursos.

En los hospitales y centros de salud públicos de Andalucía trabajan más de 90.000 profesionales. Al año se realizan más de 100 millones de intervenciones. La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales echa mano de estas macrocifras para minimizar el impacto del informe del Defensor. "Las reclamaciones representaron el 0,037% en el 2012 y el 0,033% el año pasado. El porcentaje lleva descendiendo en los últimos años desde el 2007, tanto en Atención Primaria y Especializada", explican desde Salud.

La consejería tiene su propio baremo de reclamaciones como garantía de servicio público, y sus conclusiones son distintas a las del Defensor del Paciente. La Junta no comparte que los recortes en sanidad (el presupuesto ha caído en torno al 13% en los dos últimos años, sobre todo por la pérdida de personal) expliquen el aumento de las denuncias por negligencias. El principal motivo de las quejas, según el análisis de Salud, se debe a problemas de organización y trámites, y sólo un 0,23% están relacionadas con la asistencia clínica. La disconformidad con el trato recibido es la tercera razón.

 

DESCENSO DRASTICO En cambio, los sindicatos del gremio, tanto de médicos como de enfermeros, han coincidido esta semana en que el servicio está empeorando a cuenta de los recortes en el gasto. El presupuesto andaluz de Salud para el 2014 caerá un 2,1% respecto al año anterior, un descenso que se suma al más drástico que sufrió este año (-10,8%). El Boletín Estadístico del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas (la última edición de julio del 2013 se publicó en noviembre) cifró en 88.466 los profesionales en la sanidad andaluza, un 7,9% menos que en el 2011. Sólo los servicios sanitarios de Valencia (6.343) y Madrid (5.452) se equiparan en eliminación de puestos de trabajo a Andalucía en el mismo periodo, denuncia el Sindicato de Enfermería (Satse).

El colectivo ha reclamado a la Junta que frene urgentemente la sangría de personal en hospitales y centros sanitarios. Los sindicatos del ramo denuncian la destrucción de 7.650 empleos en la sanidad pública andaluza en sólo dos años. En la práctica médica, este recorte se traduce en una disminución de 12,5 millones de horas de atención al usuario. Los recortes de personal en el ámbito sanitario se deben, en gran parte, a la prohibición por parte del Gobierno central de cubrir las sustituciones de los empleados públicos que se jubilen.

Otra de las medidas de ahorro fue el aumento de dos horas y media de la jornada laboral de los empleados públicos, hasta las 37,5 horas semanales. La Junta explicó en su momento que para amortiguar el efecto de esta ley, se decidió reducir la jornada del personal eventual al 75%. El colectivo de sanitarios replicó que se trataba de una nueva reducción de plantilla encubierta.

En el informe del Defensor, el motivo principal de las quejas son las listas de espera (95.000 enfermos aguardando para una operación una media de 95 días). La mayor demanda en este aspecto se concentra en artroscopias, cataratas, intervenciones de próstata, prótesis de cadera, hernias inguinales, varices y reparaciones de deformidades de los pies. La Junta replica, con datos del verano del 2013, que los hospitales públicos mantienen en 48 días el tiempo medio de respuesta para intervenir los 71 procedimientos quirúrgicos más frecuentes (Andalucía garantiza un máximo de 120 días, mientras a nivel nacional es de 180 días).

   
1 Comentario
01

Por Galeno 11:28 - 20.01.2014

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Las negligencias, la inmensa mayoría involuntarias y producidas por el estrés, están a la orden del día; lo que ocurre es que muy pocas son detectadas por el paciente y de esas muy pocas se denuncian. El problema esta en que desde arriba nos achuchan para dar altas medicas a pacientes que deberían seguir en tratamiento y/o observación, nos piden que no se realicen tratamientos "caros" y que las pruebas diagnosticas se reduzcan muy por debajo del mínimo. Por otra parte tenemos que ver a mas pacientes cada día a costa de reducir el tiempo de consulta por paciente a limites irrisorios y además cada vez se hacen guardias mas cortas y por menos personas. No podemos denunciar públicamente estos hechos porque acto seguido seriamos expedientados, despedidos e incluso denunciados por lo que ellos denominan "crear alarma social".