+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

NUEVO TROPIEZO EN EL PALAU

El Barça firma otro desastre ante el Milán

El equipo azulgrana evidencia sus carencias y se despide virtualmente del `play-off¿ europeo

 

Moerman, durante una acción del partido - JORDI COTRINA

JORDI TIÓ
01/02/2018

Poco o nada ha durado el canto a la fe lanzado por Sito Alonso la previa del duelo ante el Olimpia Milán, cuando el técnico azulgrana apeló a la fe para seguir creyendo en la clasificación para el ‘play-off’ de la Euroliga, un reto que a pesar de la arenga ya se adivinaba como una quimera. A la hora de la verdad, el Barça Lassa se dio de bruces con la cruda realidad, esa que esta temporada cuenta que en Europa muchos equipos, casi todos, le pintan la cara, tanto en casa como lejos del Palau. Y este jueves no fue una excepción. El Barça selló otra triste actuación ante el conjunto italiano, penúltimo clasificado, evidenciando todas sus carencias, tanto de juego como anímicas, y dejando claro que necesita una profunda reestructuración si quiere seguir siendo algo en Europa.

El partido siguió un guion ya repetido y tristemente conocido esta campaña. Dominó el juego y el marcador el Barça en los dos primeros cuartos y poco a poco dilapidó la ventaja en los dos siguientes, sin poder de convicción ni de reacción cuando el rival logra ponerse por delante por corta que sea la ventaja, una historia ya vista esta temporada y que el equipo de Sito no logra combatir por más que se lo proponga.

Inicio esperanzador
Tomic y Ribas, muy entonados al inicio, permitieron a los azulgranas dominar por 10 puntos al final del primer cuarto (25-15), aunque las sensaciones ya evidenciaban que tocaría sufrir, especialmente porque los azulgranas no lograban dominar su rebote defensivo, lastrados también por las tres faltas personales que vio Hanga en apenas cinco minutos de juego.

La ventaja animó a los aficionados del Palau, agarrados a un clavo ardiendo, y Sanders se apuntó a levantar el ánimo con dos mates estratosféricos. Incluso Koponen contribuyó con gran eficacia en el tiro lejano (11 puntos logró el finlandés en este periodo) para mantener al Barça por delante, aunque la ventaja al descanso ya se había reducido (48-42).  

La sangría del rebote
Pareció recuperar las buenas vibraciones el Barça cuando se puso de nuevo 10 puntos por delante en el tercer periodo (54-44), pero el Milán seguía sangrando a los azulgranas cerca del aro, especialmente Gudaitis y Pascolo, y cuando los italianos se pusieron por delante (58-60), el Barça se atragantó definitivamente, sin que nadie, ni el nuevo fichaje Edwin Jackson (jugó apenas 4 minutos y no anotó) lograra enderezar el rumbo.

Claver, autor de 10 puntos, se echó entonces el equipo a la espalda para mantener la igualdad y, de hecho, el Barça llegó con opción de ganar o forzar la prórroga, pero fallaron Claver y Moerman y el Milán se llevó la victoria, consumando la 14ª derrota azulgrana en la Euroliga, unos pésimos registros que no pueden tolerarse en un conjunto que, por presupuesto, debería estar, al menos, entre los ocho mejores de Europa.

Ficha del partido
81- Barcelona Lassa: Ribas (10), Navarro (7), Hanga (4), Moerman (10), Tomic (14 -cinco inicial- Heurtel (7), Oriola (2), Sanders (6), Koponen (11), Claver (10).
7 de 22 triples (Ribas, 2). 27 rebotes, 9 ofensivos (Tomic, 5). 17 asistencias (Ribas, 5).

83 - Olimpia Milán: Jordan (10), M’Baye (2), Tarczewski (5), Micov (11), Goudelock (20) -cinco inicial- Pascolo (12), Bertans (5), Jerrells (2), Gudaitis (16). 
5 de 17 triples (Goudelock, 2). 26 rebotes, 3 ofensivos (Gudaitis, 9). 17 asistencias (Jordan y Micov, 4).

Parciales: 25-15; 23-27; 14-22; 19-19.

Temas relacionados