Kiosco Diario Córdoba

Diario Córdoba

ENTREVISTA Manuel Torralbo Rector de la Universidad de Córdoba

«Las propuestas de nuevos títulos deben servir para mejorar la formación actual»

«Hay que invertir en proyectos que podamos ver hechos y que los veamos pronto», destaca

El rector de la Universidad de Córdoba, Manuel Torralbo, en su despacho del Rectorado. A. J. GONZÁLEZ

Manuel Torralbo (Cardeña, 1961) fue elegido el pasado mayo rector de la Universidad de Córdoba, sustituyendo en el cargo a José Carlos Gómez Villamandos, que posteriormente fue nombrado nuevo consejero de Universidad de la Junta de Andalucía. Torralbo es catedrático de Didáctica de la Matemática. Entre los cargos que ha ocupado están el de vicerrector de Comunicación y Coordinación Institucional y vicerrector coordinador del equipo rectoral y de las relaciones con el Claustro de la UCO; vicepresidente de la Corporación Empresarial de la Universidad de Córdoba y del Parque Tecnológico Rabanales 21. También fue director general de Universidades y secretario general de Universidades, Investigación y Tecnología en la Junta de Andalucía.

¿Ser rector es lo máximo a lo que se puede aspirar dentro del mundo universitario?

La verdad es que ni en mis mejores sueños pensaba que me iba a ver alguna vez de rector. La aspiración surgió después de día a día trabajando. Llegado un momento te ves animado por un grupo de universitarios y de personas vinculadas a este ámbito. Creía que yo ya había hecho casi de todo después de haber sido vicerrector, secretario o director general de Universidades en Andalucía. Y, al final, me he encontrado con este maravilloso regalo de haber resultado elegido para representar a la Universidad de Córdoba. Así que estoy contento e ilusionado, llegando a acuerdos y cambiando la sinergia en determinadas cuestiones.

¿Qué mejoras en el ámbito de los profesionales de distintos estamentos de la UCO se han puesto en marcha desde su llegada?

Entre julio y septiembre le hemos dado un impulso a la mesa de negociación con los sindicatos para convocar todas las plazas que había pendientes de promoción, de estabilidad de los interinos y en muy pocos días se están viendo las convocatorias publicadas en el BOJA y en el BOE. Nos satisface porque era una demanda que, en el caso concreto, del Personal de Administración y Servicios (PAS) nos puso de manifiesto durante la campaña. Esperamos poder seguir en la línea de empujar en esa dirección y que sigan fluyendo mucho las relaciones del equipo gerencial, con los sindicatos, comité de empresa, junta de personal y mesa de negociación.

¿Cuándo está previsto que se lleve a cabo la entrega de la denominada Zona Militar a la Universidad de Córdoba y cuál será prioridad de uso cuando dispongan del espacio allí establecido?

En cuanto a las inversiones y proyectos de infraestructuras a mí siempre me gusta decir que hay que invertir euros en proyectos que podamos ver hechos y que los podamos ver pronto. El anterior equipo rectoral, una de las demandas que se ha planteado y lo reconocía el anterior rector y ahora consejero de Universidades, José Carlos Gómez Villamandos, es el tema de inversiones porque son muy lentas las resoluciones. En cuanto a Defensa, se habló del tema durante la reciente apertura del curso universitario. Se ha resuelto una parte importante que es llegar a un acuerdo económico . Pero ni mucho menos está todo encaminado. Falta hacer un acuerdo con el Ayuntamiento para que una parte de esos espacios que compramos nos los ceda. Queda que se termine el plan de necesidades de la Facultad de Filosofía y Letras, nos lo manden y lo estudiemos. Hay que encargar a un equipo de arquitectos que nos oriente sobre qué se puede hacer allí porque ese espacio forma parte del casco histórico y no se puede construir cualquier cosa, sino que hay que hablarlo con Urbanismo. Es un proyecto muy interesante para la facultad y para la ciudad. Que la propia ciudad siga teniendo la vida de los estudios de humanidades en la Facultad de Filosofía y Letras y ampliando con la Zona Militar puede parecer maravilloso, pero evidentemente es un proyecto al que le queda tiempo. Por eso, no puede darse el mensaje de que ya está todo hecho. Eso no quita que se reconozca que es importante acordar el aspecto económico, aunque no lo es todo. Con respecto a Filosofía hay luego también otro tema sobre el acuerdo existente de que cuando se traslade la Biblioteca Provincial junto a los Jardines de los Patos, pues estaba estipulado que ese espacio que se queda sin uso se ponga a disposición de la UCO para uso de Filosofía y Letras. Sin embargo, no podemos hacer una gran inversión en este edificio de Amador de los Ríos, si estamos pensando destinarla a la Zona Militar. Lo que está claro es que la Facultad de Filosofía está muy constreñida de aulas y de espacios, de forma que en cuanto la biblioteca se traslade veremos que podemos hacer ahí provisionalmente.

«Lo que está claro es que la Facultad de Filosofía está muy constreñida de aulas y espacios»

decoration

¿Tendría capacidad Córdoba para acoger una universidad más, teniendo en cuenta que además de la Universidad de Córdoba está también la privada Loyola?

En Córdoba hay una universidad pública, la UCO, de tamaño mediano, y una sede de una universidad privada, Loyola, y dos centros adscritos a la Universidad de Córdoba, la Escuela de Magisterio Sagrado Corazón y centro universitario Fisidec, con sede en Cabra. Si una universidad privada presenta un proyecto, debe ser extraordinariamente exigente para convertirse y ejercer como universidad privada. No puede ser un centro de docencia nada más, sino que debe hacer docencia, investigación y transferencia de conocimiento. Si una universidad privada quiere implantarse en Córdoba con ese proyecto pues que se estudie y se hagan los informes correspondientes. No soy un enemigo acérrimo de las universidades privadas, pero lo que no puede ser es que hagamos barra libre para las universidades privadas y eso vaya en detrimento de la oferta de las universidades públicas. Debe haber exigencia máxima a las universidades públicas para que nuestros títulos y másteres sean de la máxima calidad y exigencia máxima igual a las universidades privadas. Imagínese que dijera de venir a Córdoba la Universidad de Harvard. ¿Qué le íbamos a decir a Harvard que no se instale? Pero si llega a Córdoba un proyecto de universidad privada que cuenta con informes de evaluación negativos y, a pesar de eso, el Gobierno andaluz siguiera adelantes pues me manifestaría en contra.

La UCO, al margen del nuevo centro adscrito en Cabra desde este curso, ¿debe seguir abriéndose a la provincia?

El centro adscrito de Cabra se aprobó en el mandato anterior. Belmez es un centro público y la idea es estar presente de una u otra forma en la provincia. Ahora nos van a ceder en Montilla la estación de enología, que es como si fuera una bodega, para ayudar a las prácticas de los estudios de enología.

¿Necesita la Universidad de Córdoba más centros, al margen de las infraestructuras proyectadas?

En mis planes no está desde luego. Y las propuestas que puedan venir de nuevos títulos deben servir para mejorar la formación que impartimos actualmente. No debemos seguir ampliando por ampliar. Cuando tengamos proyectos de títulos o estudios que tengan garantizados prácticas en empresas, proyectos duales que haga más cerca de estar en la empresa, si surgen estas ideas se presentarán al Gobierno andaluz porque creemos que lo apoyará. Pero esa misma calidad que yo quiero exigir para nosotros mismos la reclamo para la privada, porque sino jugaríamos con desventaja. La Universidad privada debe ser algo más que dar títulos, porque sino es otra cosa.

«La tendencia es estar en puestos de mejora, pero que un ranking no sea una obsesión»

decoration

¿No sería partidario entonces de promover nuevos títulos universitarios en la UCO?

Sí. Hay que abrir la oportunidad de nuevos títulos, según la demanda de facultades y de empresas. Pero quiero estar abierto con proyectos, no aumentar por aumentar.

¿La Universidad de Córdoba, aunque no tenga potestad para lograr este cambio, podría solicitar al Gobierno central y a la Junta que se amplíen las plazas para estudiar títulos que cuentan con una alta demanda, como puedan ser Medicina o Enfermería?

Se sabe que faltan médicos, así que habría que hacer un estudio entre Ministerio de Sanidad, Junta de Andalucía y universidades, entre ellas la nuestra, porque está muy interrelacionado las plazas que se ofertan para estudiar Medicina con la oferta de puestos para el examen MIR. No puede ir descompasado. Tiene que establecerse ese debate a nivel estatal, regional y de universidades y acompasar la oferta de plazas de estudiantes y de MIR e igualmente comprobar qué profesorado tenemos para impartir esa formación porque se está jubilando mucho profesorado y faltan docentes. Y si no hay profesores a lo mejor tampoco podemos elevar tanto las plazas porque no hay quien imparta la formación. Una posible solución es impulsar las plazas que se pueden convocar con un programa que aquí se acordó con el Gobierno andaluz y del que ya ha salido una plaza, que es el programa María Castellano. Ese programa es muy interesante y lo que busca es que los médicos jóvenes que hacen el MIR pronto tengan vocación no solo de médico asistencial, sino también docente e investigadora y puedan dar clase en la Facultad de Medicina.

¿En qué fase está el proyecto de construir un centro de la UCO en el Vial Norte para ampliar las aulas de la Facultad de Ciencias del Trabajo?

Acerca de esta actuación está a punto de adjudicarse el estudio de arquitectura que tiene que realizar el proyecto. Hay una candidata a hacer el proyecto, hay que adjudicarlo y este estudio es el que tiene que decidir qué edificio queremos allí.

¿Cuándo empezarán las obras de reurbanización del Campus de Rabanales?

Hay varias empresas interesadas en poder optar a llevar a cabo esta actuación. Se ha cerrado ya el plazo y se están valorando las ofertas, para adjudicar la iniciativa lo antes posible. Paralelamente se está trabajando en la licencia de obras con la Gerencia de Urbanismo, teniendo en cuenta que llevan también su trámite.

¿Cómo se puede evitar desde la Universidad de Córdoba la fuga de cerebros a otros países?

Universidades, como la de Córdoba, forman muy bien y muchos de sus graduados salen fuera porque parte de su formación consiste en marcharse fuera a hacer un posdoctoral en un centro de investigación. Hay muchos que se quedan fuera pero otros muchos que regresan, con programas como Ramón y Cajal, María Zambrano, María Castellano o Emergia.

¿Le preocupa el lugar que ocupa la UCO en los distintos ranking que se publican?

La tendencia debe ser que aspiremos a estar siempre en puntos de mejora, pero que el puesto en un ranking no sea un obsesión. Hay que trabajar mucho con las personas, apoyarlas y aportarles facilidades para investigar.

¿A qué modelo de financiación aspira la Universidad de Córdoba?

El nuevo modelo de financiación que se aprobó por parte del Gobierno andaluz, el actual consejero y exrector lo recibió como un modelo beneficioso para Córdoba. Entiendo que si él conocía bien el modelo y los números estoy seguro que era bueno, porque incluía un porcentaje de incremento razonable. Ese modelo había dejado a dos universidades andaluzas, la de Huelva y la de Jaén, muy mal paradas. Entonces en abril se llegó a un acuerdo de los entonces rectores que había en Andalucía para que cada universidad subiera una cantidad, pero que las dos universidades peor situadas no bajaran sino que se subieran un 2,3%. Para ese incremento había una cantidad de millones que se necesitaba y el presidente de la Junta anunció en la inauguración del curso de las universidades en Andalucía que la Consejería de Hacienda tenía que buscar 21 millones. Ahora falta esa declaración pública de concretar la inversión y llevarla a los documentos. Eso es lo referente a 2022. Para 2023, el consejero dijo que empezamos un modelo en blanco, pero espero que defienda que los recursos que decían que eran buenos en el modelo anterior como mínimo estén contenidos en el próximo modelo y para eso va a necesitar más recursos para no dejar atrás a ninguna universidad.

¿Qué papel está jugando la UCO en el proyecto de Base Logística Militar para Córdoba?

Hay una relación de hace tiempo entre la Universidad de Córdoba y el Ministerio de Defensa. Vamos a estar implicados en todo lo que suponga innovación para que la UCO esté cerca de todos los avances. Se están acogiendo los diferentes talleres y contamos con espacios e infraestructuras para realizar ensayos de vuelco de vehículos de grandes dimensiones en condiciones estáticas. En los proyectos de innovación de defensa, agroalimentarios, de la salud (junto con el hospital Reina Sofía e Imibic) o el Instituto de Zoonosis siempre va a estar la UCO.

Compartir el artículo

stats