Kiosco

Diario Córdoba

En el cementerio de la Salud

Córdoba rinde homenaje a Manolete en el 75 aniversario de su muerte

Reivindican la importancia de las plazas de la provincia en la carrera del torero cordobés

27

Ofrenda floral en el 75 aniversario de la muerte de Manolete FRANCISCO GONZÁLEZ

Como todos los 28 de agosto, el cementerio de la Salud ha sido escenario este domingo de un homenaje a Manuel Rodríguez Sánchez Manolete, aunque en esta ocasión la conmemoración de aquella trágica tarde en el coso de Linares en la que murió el torero y nació el mito ha reunido a un grupo de personas más numeroso de lo habitual en el 75 aniversario de esta efeméride. A los aficionados, muchos de ellos de la provincia, que han acudido hoy a la ofrenda floral en el panteón del diestro, organizada desde hace 32 años por la Tertulia Taurina La Montera, se han unido  la primera teniente de alcalde, Isabel Albás, el diputado nacional Andrés Lorite, las concejalas María Luisa Gómez Calero y Paula Badaneli,, además de toreros como Chiquilín y Fernando Tortosa, y familiares como Teresa, sobrina nieta del torero.

“Manolete crece con el paso del tiempo”, ha señalado Ladislao Rodríguez Galán, presidente del colectivo organizador, que ha recordado que hoy, en todos los festejos taurinos que se celebren, se guardará un minuto de silencio en recuerdo de esta figura de los ruedos, del que ha hecho una semblanza el periodista Rafael Cobo, en representación de la afición de la provincia, centrándose en sus faenas en las plazas de tercera, especialmente en la de Priego.

"El embajador más universal de Córdoba"

“Manolete ha sido el embajador más universal que ha tenido Córdoba y se sigue teniendo mucho respeto hacia este torero elegante que ha sido un paradigma para muchos matadores de toros”, ha destacado Rodríguez, antes de dar paso a Cobo, colaborador de Diario CÓRDOBA, que ha centrado su intervención en la importancia que tuvieron las plazas de la provincia en los primeros años de la carrera de Manolete.

“El 28 de agosto supuso un antes y un después en el mundo del toreo”, ha comenzado diciendo el también crítico taurino, que ha destacado la pertenencia del diestro a la Escuela Taurina de Bujalance y a la de Montilla, así como la particularidad que tuvo tras la guerra civil en los festejos benéficos que se celebraban, uno de ellos en Priego, “que causó un gran revuelo en la localidad”.

Por otro lado, y recordando el 130 aniversario de la inauguración de la plaza de toros de esta localidad, Cobo ha rememorado las tres actuaciones del diestro en este coso y algunas de las anécdotas que rodearon a estas corrida. “En 1940 se le pagó de una forma bastante anómala, y es que como no había un precio cerrado, el empresario empezó a sacar billetes hasta que, al llegar a la cantidad de 17.000 pesetas, él dijo basta”, ha relatado Cobo, que también ha puesto en contexto al público al señalar que en esos años el jornal medio era de 7,89 pesetas, mientras que la entrada más barata del festejo eran 25, “lo que da una idea del esfuerzo que hacía el aficionado por ver torear Manolete, porque la plaza se llenó”.

Con el pasodoble Manolete interpretado por la Banda de Música del Cristo del Amor mientras los asistentes depositaban flores sobre la tumba del diestro finalizó el emotivo acto en honor al torero.

Compartir el artículo

stats