El homenaje a El Soro y El Yiyo fue en la mañana de este domingo el prólogo al segundo y último festejo de la feria taurina de Pozoblanco, una corrida de rejones que despertó gran interés entre los aficionados y en la que Sergio Galán, Diego Ventura y Leonardo Hernández se las vieron con seis astados de la ganadería de Luis Terrón.

Con tres cuartos de entrada, el espectáculo se abrió con un solo de trompeta de El Soro, a quienes los tres jinetes le brindaron su primer toro en un espectáculo en que los tres salieron a hombros de la plaza.

Tras el paseíllo se guardó un minuto de silencio en recuerdo del maestro Paquirri. Sergio Galán consiguió oreja en su primero y oreja en su segundo. Por su parte, Ventura logró dos apéndices en ambos toros, mientras que Leonardo Hernández sumó una en el primero y dos en el segundo. En el tercero de la corrida, el presidente concedió la vuelta al toro Pesetero.