Jamones hay de mucho tipos, precios y calidades. Para que no nos den gato por liebre y podamos distinguir el auténtico jamón de bellota 100% ibérico de Jabugo, es importante prestar atención a los pequeños detalles. Por ejemplo, la clasificación por bridas de colores. La Norma de Calidad del Cerdo Ibérico ordena los jamones en cuatro categorías, en función de la raza del animal y su alimentación. Cada categoría se identifica con un color (blanca, verde, roja y negra) siendo esta última la de mayor calidad y el único que puede llamarse oficialmente ‘Pata Negra’.

Fundada en 1879 por tres pioneros inconformistas, Rafael Sánchez Romero, Manuel Romero y Enrique Carvajal, la centenaria Sánchez Romero Carvajal solo elabora jamones certificados con la garantía de máxima calidad brida negra. Para poder conseguirla, se exige que los cerdos sean de raza 100% ibérica, vivan en libertad, se alimenten de bellotas durante el periodo de montanera y tengan, al menos, 0,75 hectáreas por animal para vivir y alimentarse.

Los cerdos de Sánchez Romero Carvajal se crían en libertad

Para garantizar su excelencia, los cerdos de Sánchez Romero Carvajal se crían en libertad desde los primeros cuatro meses de vida y cuentan con más del doble de espacio requerido, un mínimo de 2 hectáreas por animal.

Sánchez Romero Carvajal solo elabora jamones certificados con la garantía de máxima calidad brida negra

Ahora, los lectores de Prensa Ibérica pueden entrar en la tienda online de esta marca centenaria y disfrutar de un 10% de descuento exclusivamente en productos de Sánchez Romero Carvajal con el código NAVIDAD10, válido hasta el 31 de diciembre.

Sabor centenario que permanece inalterable

La elaboración de un jamón Sánchez Romero Carvajal es laboriosa y muy lenta, un proceso tradicional que se mantiene fiel a su esencia desde hace más de cien años.

Un cerdo 100% ibérico necesita casi dos años para alcanzar su pleno desarrollo en la dehesa. A eso, hay que añadir al menos otros tres para completar el desarrollo natural de maduración en las bodegas centenarias de la empresa.

Situado en el corazón del protegido Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, Jabugo se encuentra en una ubicación privilegiada por la riqueza natural de la dehesa y su climatología, claves para la curación del sabor más puro y original.

Compromiso sostenible

Los jamones ibéricos Sánchez Romero Carvajal tienen su origen en una ganadería única en el mundo, la del cerdo 100% ibérico. Esta raza de cerdos autóctonos vive y crece en libertad durante todo el año en un entorno protegido y alimentándose con los recursos naturales que ofrece la dehesa, como hierbas aromáticas, pastos, frutos, setas o raíces. En la época de la montanera, además, cuentan con las bellotas como aporte adicional que enriquece su dieta y hace que esta sea rica en vitaminas, minerales y antioxidantes.

La cuidada alimentación 100% natural de los cerdos hace que el producto final tenga no solo un sabor delicioso, sino una calidad excelente, con un alto contenido de ácido oleico, una grasa cardiosaludable con múltiples beneficios para nuestro organismo.

El jamón ibérico tiene múltiples beneficios para nuestro organismo.

Para que los cerdos sigan teniendo garantizada esa dieta de alta calidad, es fundamental preservar la dehesa. Con su compromiso de sostenibilidad, Sánchez Romero Carvajal cuida el patrimonio cultural, paisajístico y la biodiversidad de la dehesa.

Un manjar perfecto para maridar con todo tipo de vinos

Un buen gourmet sabe que el auténtico jamón de bellota 100% ibérico de Jabugo admite gran cantidad de combinaciones. Si buscas una recomendación, te sugerimos maridarlo con un buen vino tinto como Rioja Viña Monty, blancos como Fino Quinta o los vinos Coquinero Fino en Rama de casi 7 años, La Honda Fino Viejísimo en Rama de 12 años y La Honda Amontillado en Rama de 22 años de vejez promedio. Entra en su tienda online y disfruta de un 10% de descuento exclusivamente en productos de Sánchez Romero Carvajal, introduciendo el código NAVIDAD10, válido hasta el 31 de diciembre.