Kiosco

Diario Córdoba

LUNES SANTO EN CÓRDOBA

A Córdoba, valiente y por derecho

La hermandad, con grandes estrenos, retó a la lluvia, pero se vio obligada a acortar el regreso a su templo

14

La Vera Cruz desafía la previsiones y llega a la Catedral

El cielo ya se mostraba más amenazador cuando la Vera Cruz tomó la decisión de salir. En un lado de la balanza, los pronósticos de lluvia para la tercera hermandad que debía entrar en la carrera oficial, el incómodo viento y las lógicas razones de cautela. En el otro, el precedente de la jornada a esa hora con La Merced y La Estrella en la calle, unas previsiones que atrasaban las expectativas de lluvia hasta bien entrada la noche, la posibilidad de encontrar refugio en la Mezquita-Catedral, gracias al corto itinerario de la hermandad, y, sobre todo, el ansia sufrida que dos años de supresión de procesiones por la pandemia.

Para colmo, había mucho de lo que disfrutar y compartir con el pueblo de Córdoba, esa ciudad que, como aún dicen los castizos del Campo de la Verdad, empieza al otro lado del Puente Romano. Estrenos como la propia Cruz de la Vida que abraza el Señor de los Reyes, que eso en una hermandad dedicada a la Vera Cruz siempre son palabras mayores. Y muy a tono con este reto es la increíble obra de estreno que presentó la archicofradía, con diseño del malagueño Curro Claros y realizada por el orfebre cordobés Manuel Valera, un trabajo repleto de alegorías y de elementos simbólicos, con la evocación al árbol de la vida, que alude a la pasión y a Dios como eje argumental.

Cruz de guía de la hermandad, a su paso por La Calahorra.

Otro estreno de la jornada eran las cuatro cartelas realizadas en el taller de Manuel Solano para el techo de palio, así como diversas piezas de candelería y, en el capítulo musical, otro estreno de la jornada: la marcha Dulzura en honor de María Santísima del Dulce Nombre, compuesta por Víctor Manuel Ferrer y que interpretó la Banda de Música de María Santísima de la Esperanza.

Lástima que el tiempo se mostró inclemente y, tras refugiarse en la Mezquita-Catedral, la hermandad regresó a su templo acortando el itinerario previsto.

Compartir el artículo

stats