Opinión | EMPLEO

Pilar Gil Morrugares

¿Contrato bajo cuerda?

Tras mi reclamación sobre la oferta de trabajo de ayudante de archivo en el Ayuntamiento de Villafranca, me puse a investigar y tras hablar con el Ayuntamiento y el SAE ocurre esto:

El Ayuntamiento de Villafranca de Córdoba está acogido a un plan de subvenciones por parte de la Diputación de Córdoba. En dichas bases aparece lo siguiente: «Cuando, en esta línea, se opte por la contratación de personal por parte del Ayuntamiento, este personal deberá contar con la experiencia acreditada en el uso de la aplicación corporativa de gestión de archivos (ARC) o, en su defecto, experiencia».

La oferta sale con el requisito mínimo de bachillerato, obviando titulaciones de Grado universitario, másteres especializados y cursos de experto.

Desde el SAE de Bujalance, recriminan al Ayuntamiento que no ha especificado sobre experiencia concreta, es decir, poner en la oferta de empleo un mayor nivel de conocimientos sobre archivística, aunque el Ayuntamiento envió dichas bases y el SAE se ve que no leyó absolutamente nada ni el Ayuntamiento insistió en que se cumplieran las bases de dicha convocatoria.

Las entrevistas (de cinco personas convocadas se han presentado dos) han sido el viernes 15 de julio y el empleado contratado habrá empezado a trabajar el lunes 18 de julio, dando un nulo margen de reclamación.

Mi hijo se siente decepcionado por cómo ver que no se cumplen los valores de igualdad, méritos y capacidades. Encima de todo el Ayuntamiento de Villafranca me tiene bloqueada en su Facebook. ¿Dónde queda la libertad de expresión?