Opinión | tribuna abierta

Turismo y comercio una combinación ganadora

Córdoba cuenta con una rica tradición artesanal y gastronómica que merece ser destacada

El comercio de cercanía desempeña un papel crucial en la identidad y la vitalidad de una ciudad y, en el caso de Córdoba, su integración en la oferta turística podría potenciar aún más su atractivo.

Más allá de la riqueza histórica y monumental que caracteriza a nuestra ciudad, la inclusión del turismo de compras en su oferta turística proporcionaría una experiencia más completa y diversificada a las personas que nos visitan.

En primer lugar, la fusión del comercio con la oferta turística permitiría a los visitantes sumergirse en la autenticidad de la vida cotidiana cordobesa. Explorar los mercados municipales, las tiendas de barrio, las zonas más comerciales o los negocios especializados en joyería y artesanía, no solo ofrece la oportunidad de adquirir recuerdos únicos, sino que también permite a los turistas conectar con nuestra cultura y nuestra forma de vida.

Esta experiencia más íntima crea memorias duraderas y contribuye a una sensación de autenticidad, algo que los turistas buscan cada vez más.

Además, la integración nuestro comercio en la oferta turística proporcionaría un impulso económico directo a estos negocios. Esto, a su vez, contribuiría al mantenimiento y revitalización de las zonas comerciales tradicionales, fomentando la sostenibilidad y evitando la homogeneización que a menudo acompaña al turismo masivo.

Los visitantes pueden convertirse en agentes activos para preservar la identidad única de los barrios y contribuir al bienestar económico de la ciudad.

Córdoba cuenta, además, con una rica tradición artesanal y gastronómica que merece ser destacada. La inclusión del comercio en la oferta turística brindaría a los visitantes la oportunidad de degustar y llevarse consigo productos cordobeses, ya sean de carácter culinario como artesanías únicas.

Esta conexión directa con Córdoba través de los sentidos no solo enriquece la experiencia del turista, sino que también promueve el aprecio y la difusión de la herencia cultural cordobesa.

Del mismo modo, la colaboración entre el sector turístico y el comercio de cercanía podría dar lugar a eventos y actividades conjuntas. Ferias de productos locales, rutas gastronómicas o eventos culturales en los barrios más comerciales podrían atraer a visitantes ávidos de experiencias auténticas. Este enfoque integral no solo beneficiaría a los comerciantes, sino que también crearía un ambiente vibrante y dinámico que favorecería tanto a nuestras vecinas y vecinos, como a los turistas.

En conclusión, la integración del comercio de cercanía en la oferta turística de Córdoba no solo diversificaría las experiencias para los visitantes, sino que también fortalecería la identidad y la economía de nuestra ciudad.

El comercio de cercanía es una parte esencial de la economía cordobesa, no solo por su peso en el PIB o en el empleo, o por la calidad de los puestos de trabajo que crea, muchos de ellos ocupados por mujeres, sino también porque prestan un servicio público esencial que ayuda a vertebrar a nuestros barrios, a darles vida y a crear puntos de encuentro y convivencia de sus vecinos y vecinas.

Por tanto, integrar comercio de cercanía y oferta turística debe ser una apuesta de ciudad que ayude a impulsar el desarrollo económico y el empleo, al tiempo que fortalece nuestro tejido empresarial, especialmente el de autónomos y pequeñas empresas o negocios, que en gran medida se encuentran vinculados a estos sectores de actividad.

En esta apuesta, el conjunto de administraciones públicas con competencia en comercio y turismo deben tener un papel relevante para impulsar una oferta turístico-comercial que sea un complemento a los indudables valores culturales y patrimoniales ya existentes en Córdoba, ofreciendo a los turistas la posibilidad de sumergirse en la vida de la ciudad y participar activamente en la preservación y promoción de la riqueza cultural de Córdoba.

También es decisiva la participación del conjunto de agentes sociales y económicos de Córdoba para dar respaldo a una iniciativa que aspira a contar con el respaldo del conjunto de la sociedad cordobesa.

Este es un enfoque global que contribuiría a la construcción de una ciudad más atractiva, auténtica y sostenible para los visitantes de hoy y las generaciones venideras.

* Presidente Federacion Provincial de Empresarios y Autonomos del Comercio Comercio Cordoba