Kiosco

Diario Córdoba

TRIBUNA ABIERTA

‘AS’ de Ayuso contra Europa

Su estrategia está orientada a un solo objetivo, ser el reverso de Sánchez

El Anti Sanchismo, AS, es la estrategia que Isabel Díaz Ayuso practica con más descaro y orgullo, aunque habitualmente se queda sola, puesto que el resto de presidentes del PP no suelen acompañarla, algo que todavía la singulariza más. Durante la pandemia se produjo un extraño bocadillo en el que la mortadela era Sánchez, y mientras Feijoó exigía más cierre, Ayuso más apertura, así de confusa era la estrategia popular para hacer frente al covid-19. El último AS de Ayuso es boicotear el plan del Gobierno para reducir el gasto energético. En el gabinete de la presidenta madrileña prepararon la respuesta habitual, cogemos lo que diga el Gobierno y decimos que no, que Madrid es una isla ‘socialismo free’. Sin embargo, en esta ocasión las medidas adoptadas por el Gobierno no son del Gobierno. Me explico. Sánchez se opuso con bastante virulencia a tomar medidas para reducir el gasto energético, sin embargo, la presión de la Comisión Europea para afrontar el desafío bélico de Putin a través del chantaje energético ha torcido los planes del Ejecutivo. Por lo tanto, la negativa de Ayuso a aplicar el plan no es contra el Ejecutivo español, sino contra el Ejecutivo europeo, dirigido por Ursula von der Leyen, compañera de partido de la de Chamberí.

Planes de contingencia contra la ofensiva energética de Putin aparte, la ofensiva contra la crisis climática debe estar abanderada por una alianza global de las grandes ciudades, en las que se produce el 70% de las emisiones de carbono. Los estudios son concluyentes, en las grandes ciudades se produce un fenómeno de muertes prematuras y enfermedades por contaminación. En esta última ola de calor, Sanidad estima que 155 muertes en la Comunidad de Madrid han sido por el exceso de temperatura; solo el 30 de julio, 23 personas fallecieron por esta causa. Pero la derecha madrileña parece insensible a los hechos... pero también a las multas.

Bruselas llevó a Madrid, también a Barcelona, ante la justicia por incumplimientos reiterados sobre la calidad del aire. Estoy hablando de nuevo de la Comisión Europea, liderada por los socios del Partido Popular Europeo. Madrid lleva 12 años consecutivos (2010-2022) saltándose el valor tope anual de dióxido de nitrógeno, establecido en 40 microgramos por metro cúbico. ¿Y qué se hace desde los poderes públicos? Pues en la Comunidad de Madrid han decidido reducir el 10% de los trenes de metro en hora punta, pasando de 324 a 311. Ellos ahorran en la factura de la luz, mientras los ciudadanos se ven abocados a coger medios de transporte más contaminantes y caros.

La estrategia AS de Ayuso está orientada a un solo objetivo, ser el reverso de Sánchez, justo lo opuesto, la otra cara de la moneda. Da igual que esto la sitúe en contra de los suyos, como ya pasó en la pandemia o como, en esta ocasión, frente a la Comisión Europea. Si mañana Von der Leyen recomendara a la comunidad madrileña seguir el plan para bajar el consumo y así hacer frente a la ofensiva energética de Putin, la presidenta madrileña la acusaría de socialcomunista. Es el AS de Ayuso, aunque a veces vaya a los suyos.

** Experta en Comunicación

Compartir el artículo

stats