Kiosco Diario Córdoba

Diario Córdoba

José Javier Rodríguez Alcaide

La Base Logística del Ejército en Córdoba

Se ha presentado el proyecto en la sede de la CEOE en Madrid. Ha sido una buena oportunidad para dar a conocer la idea ante empresas que quieran participar en lo mucho que el proyecto tiene de innovación. Será un buen procedimiento para generar nuevos conocimientos desde la cooperación entre el Ministerio de Defensa y los sistemas de innovación de las empresas.

Esta base logística será un excelente laboratorio para responder a las siguientes preguntas: ¿Cuáles son sus necesidades en nuevos conocimientos? ¿Quiénes van a utilizar esos conocimientos junto a las viejas tecnologías? ¿Qué modelo financiero de funcionamiento será el adecuado? ¿Tendrá el proyecto efectos no deseados y para quienes?

Responder a estas preguntas requerirá mucha cooperación entre instituciones y empresas. No es sólo cuestión de asignación de recursos sino cuestión de coordinación, especialmente de coordinación de conocimientos.

No se trata de que aparezcan fallos de mercado sino que es problema de asignación de recursos para una innovación de naturaleza colectiva, que debe resolver el Ministerio de Defensa. Los costes de transacción están en el núcleo de este proyecto que, a su vez, es función de reglas e instituciones, que tendrán que coordinarse para que la base logística sea una verdadera oportunidad.

Nadie tiene todo el conocimiento en su totalidad. Se trata de utilizar un conocimiento disperso en un grupo de empresas que buscan una cesta común de recursos, quizás de modo oportunista. La base logística será ese proyecto, que capacitará a las empresas para colaborar en orden a resolver el problema del conocimiento disperso. Tienen el reto de saber coordinar ese conocimiento disperso, rodeado y amenazado por el azar. También tienen el reto de minimizar los costes de transacción, algunos ya fijados entre instituciones.

Pero lo más importante para el futuro del proyecto serán los costes de coordinación entre instituciones y empresas que tienen que actuar colectivamente. Se necesita no sólo el buen gobierno del proyecto sino también una específica gobernanza para conducir la heterogeneidad del capital a invertir y ese conocimiento disperso, dado que la realidad a conseguir es cooperativa y mutualista para los intervinientes.

El proyecto es una voluntad común de Defensa, Ayuntamiento de Córdoba y Junta de Andalucía y, luego, de empresas que tendrán que actuar dentro de una determinada estructura de relaciones contractuales para poder asegurar el éxito y la buena reputación empresarial de los agentes contratados. Este proyecto es disruptivo para Córdoba. Exigirá elevada cooperación social en un ambiente repleto de oportunidades pero corre el peligro de los oportunismos. No se ejecutará sin cooperación y sin contribución de los que intervienen o intervendrán en su desarrollo.

* Catedrático emérito de la Universidad de Córdoba

Compartir el artículo

stats