Kiosco

Diario Córdoba

Joaquín Pérez Azaústre

Los demás

Esta urgencia que hay por convertir a Carlos Alcaraz en el nuevo Nadal es una usurpación del tiempo que le resta por jugar. Alcaraz tiene todo el tenis por delante para desarrollar su identidad y Nadal es el dueño de un legado: son dos puntos limítrofes, de comienzo y llegada para el mismo relato. Sin embargo, nada en esta historia paralela tiene que convertirse en la misma sustancia. Cada uno, y cada una, lleva su propio viaje por sacarse adelante, y casi nunca ayuda que nos digan que somos o qué debemos ser. Si Alcaraz no está capacitado para asumir la presión que tiene encima no se ha equivocado de deporte, sino de expectativas. Pero alguna gente se obsesiona por ver a este muchacho reventar a Nadal sobre la pista, apartarlo al fin de la peana que viene defendiendo desde hace veinte años. Lo que haga cada uno de estos hombres en los próximos años tampoco me preocupa, aunque si me parece muy faltona toda esa presión sobrevenida que tratan de imponerles a los dos: a uno para que sea, pero al otro para que deje de ser. Estamos asistiendo desde lejos a una fabulación, a una especie de acecho o de premura que tiene especialmente un rumor de desgaste: llevamos demasiado tiempo soportando todos los triunfos de este hombre, parecen sostener quienes intentan elevar a Alcaraz casi por encima de sí mismo, relegando a Nadal. Es lo que suelen hacer la gentes que en el fondo elevan sus complejos antes de ser mirada: proyectar la propia frustración en las conductas, sobre las decisiones de los otros. La envidia, vaya. Si estás bien hecho por dentro, si te has ido cincelando con esmero y tesón, apreciarás la fuerza de este hombre ya de 36 años, con el cuerpo molido y la mirada aún con la tensión de un tigre al saltar sobre la arena. Si estás bien hecha por dentro, respetarás la lenta retirada de este hombre, su resistencia para permanecer, esa exigencia máxima de asombro que antes lo ha llevado a ser quien es. Aún queda Nadal, porque estamos con él.

Compartir el artículo

stats