Kiosco Diario Córdoba

Diario Córdoba

María Jesús Monedero

VELA ENCENDIDA

María Jesús Monedero

Muchos años

Amnistía Internacional reivindica ahora el espectro completo de los derechos humanos

A finales de marzo se hizo público el informe anual de Amnistía Internacional. Me preguntaba, en ese momento, si hoy en día tiene sentido, aún, ese informe que retrata la situación de los Derechos Humanos en el mundo. Respondo que sí, es bueno, cuando las noticias nos asaltan al minuto, al segundo, detener un momento la mirada, hacer balance, siempre provisional.

Amnistía ha ido ampliando sus reivindicaciones y ha pasado de pedir la liberación de presos y presas políticos a defender el espectro completo de los derechos humanos. No ha sido un capricho sino la constatación de la interdependencia entre los diferentes derechos de las personas y la corresponsabilidad de unos países en las vulneraciones de derechos básicos en otros.

Han pasado muchos años desde los primeros informes, en 1965, sobre las condiciones penitenciarias en Portugal, Sudáfrica y Rumania, En el informe de 2021, como en años anteriores, hay cifras y datos de muchos países pero, como en otras ocasiones, se hace también una valoración global. A pesar de algunos progresos (Pena de Muerte) el balance de la situación de los derechos humanos.

En 2021, los países ricos se confabularon con los gigantes empresariales para embaucar a la población con consignas vacías y falsas promesas de una recuperación justa de la pandemia de covid-19 en lo que constituye una de las mayores traiciones de nuestra era. «El año 2021 debería haber sido un año de cura y recuperación. En cambio, se ha convertido en el vivero de una desigualdad más profunda y una mayor inestabilidad, un legado corrosivo para los próximos años». Aunque el mundo entero se vio afectado, quienes soportaron sus peores consecuencias fueron las comunidades más marginadas, incluidas las de primera línea de la pobreza endémica».

Es importante abrir el zoom del objetivo y mirar el mundo globalmente pero, detrás de cada denuncia, hay personas. Quiero terminar este artículo con cuatro nombres que nos sitúan en la continuidad del trabajo tradicional de Amnistía Internacional dentro del marco global.

Dirijo el catalejo: a Kevin Agudelo, futbolista colombiano asesinado durante el #ParoNacional. El pasado 6 de abril la audiencia del caso de Kevin fue cancelada por cuarta vez. A las NiñasNoMadres de Paraguay. Cada día en Paraguay, dos niñas menores de 14 años se convierten en madres, la gran mayoría como consecuencia del abuso sexual, destrozando las infancias y los proyectos de vida de cientos de niñas cada año. Al activista Mohamed Benhalima que fue deportado desde España el 24 de marzo de 2022, pese a los riesgos a los que se enfrenta en Argelia, violando la obligación internacional respecto a la no devolución. Y, con inmensa alegría, a Magai Matiop que tenía 15 años cuando fue condenado a la horca. Pasó 2 años y 8 meses en el corredor de la muerte. Gracias a la acción de más de 750K personas, anularon la condena. Ha sido liberado.

*Activista de Amnistía Internacional

Compartir el artículo

stats