Kiosco

Diario Córdoba

AL MARGEN

La memoria de un asesino

Un momento de la película La memoria de un asesino.

El verano parece ser, es tiempo de secuelas (segundas partes, terceras, cuartas...), remakes (nuevas versiones de películas ya estrenadas) y blockbusters (éxitos de taquilla)... el cine más interesante, el que denominan de autor, ya no es para el estío, sino que parece destinado a otras épocas, si es que llega.

No es la primera vez que me pregunto por qué adaptar una película que ya está rodada y estrenada, siendo mucho más caro volver a producir una nueva versión del original. Quizás la respuesta se encuentre en la crisis creativa que atraviesa Hollywood, que no apuesta ya por calidad, sino que prefiere, antes que un buen guion original, versionar productos ya estrenados. Antes, las fuentes eran novelas, obras teatrales, musicales... ahora son películas ya realizadas y estrenadas. En fin, un nuevo ejemplo es éste que presenta Martin Campbell, el director de éxitos como «Casino Royale» (2006) o «La máscara del Zorro»(1998), toma como punto de partida una cinta belga de 2003, «The Alzheimer Case», dirigida por Erik Van Looy, inspirada en la novela de Jef Geeraerts, y estrenada ahora bajo el título «Memory», en España «La memoria de un asesino». Para esta nueva versión el director ha contado con Liam Neeson para el papel protagonista, ya que la capacidad de atraer a cierto sector del público con este nombre pesa más que los nombres de la original. Además, estamos ante un actor con bastante experiencia en este tipo de rol, muy frecuente en thrillers de acción como éste, donde encarna a un asesino a sueldo con problemas de memoria, con una incipiente enfermedad que le incapacita o, más bien, le dificulta llevar a cabo los encargos que le imponen sus contratantes, teniendo como última misión acabar con una red de prostitución infantil, aunque desobedecer a la hora de acabar con una menor le saldrá caro, llevándole a colaborar finalmente con un agente federal (Guy Pearce) atormentado por su pasado.

No falta el suspense, pero tampoco los mamporros y la violencia explícita, para que el entretenimiento esté asegurado y no se haga larga (114 minutos) se ha editado con ritmo y precisión. Y, por supuesto, también cuenta con una mujer fatal, la que representa Monica Bellucci.

Compartir el artículo

stats