+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ANÁLISIS

Un tesoro de 8.500 millones

La Política Agraria Común ha aportado un millonario importe en subvenciones para los agricultores y los ganaderos de la provincia desde que España se incorporó a la Comunidad Europea en 1986

 

Explotación ganadera en la comarca de Los Pedroches. - RAFA SÁNCHEZ

F.E.
02/06/2017

¿Qué se podría comprar con 8.500 millones de euros, el dinero que ha recibido Córdoba de la Política Agraria Común desde los años ochenta? Solo este año, la Comisión Europea ha destinado este importe a su programa de investigación e innovación Horizonte 2020 para todos sus estados miembros. Por 8.500 millones de euros de valor contable salió a bolsa Bankia. Y con 8.500 millones la Seguridad Social solía pagar un mes de pensiones en España (en mayo ya superó los 8.722 millones). Pues bien, los agricultores y ganaderos cordobeses han recibido esta cantidad, aproximadamente el 18% de lo que ha llegado a Andalucía desde 1986, a través de la PAC.

¿Y para qué ha servido esta lluvia de pesetas, que después se convirtieron en euros? Solo hay que tener en cuenta que las subvenciones representan un tercio de la renta agraria de la provincia y ha propiciado en estas tres décadas profundos cambios en el mapa de cultivos de la provincia, pero también en las empresas agroganaderas. Como recordoó ayer el delegado provincial de Agricultura, Francisco Zurera, «la PAC es un pilar fundamental para la agricultura cordobesa y andaluza, ya que ha ayudado a modernizar el sector, a mejorar la competitividad, impulsar su internacionalización y garantizar la seguridad alimentaria». Y eso que los fondos se han ido reduciendo con las sucesivas reformas. En la última aplicada, para el horizonte 2014-2020, se ha producido una importante reducción que, en los próximos años, se puede reajustar de nuevo por la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE). Además, los fondos comunitarios han contribuido a incorporar jóvenes a la agricultura, han favorecido la expansión de las producciones ecológicas y han fomentado una agricultura sostenible. «La PAC ha ayudado a evitar que en provincias como Córdoba no se produzca un mayor despoblamiento o la desaparición de pueblos, como ha sucedido en otras comunidades», dijo Zurera. «Andalucía y Córdoba es ahora mismo punta de lanza en seguridad alimentaria, en calidad de sus producciones y muy competitiva en los mercados internacionales», añadió el delegado de la Junta.

Bruselas está muy presente en las comarcas cordobesas a través de los fondos de desarrollo rural que llegan a los siete grupos (GRD) existentes en la provincia. Entre 2014 y 2020 manejarán 33,5 millones, que destinarán a mejorar la competitividad de la agricultura, impulsar la gestión sostenible de los recursos naturales y propiciar un desarrollo territorial equilibrado. Asimismo, busca crear y favorecer la conservación del empleo en las zonas rurales de la provincia.