+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LOS PLANES PARA LAS FASES SEGUNDA Y TERCERA DE LAS INSTALACIONES

La Junta reordena el parque logístico con el fin de atraer a más empresas

Mantiene la idea de conectar el área con la estación de El Higuerón y se reunirá con ADIF. Ofrecerá parcelas de mayor tamaño en lo que queda por urbanizar para adaptarse a la demanda

 

Estado en el que se encuentra la construcción de la cuarta nave del parque logístico. - SÁNCHEZ MORENO

Isabel Leña Isabel Leña
08/09/2018

La Junta expuso ayer en Córdoba sus planes en relación al parque logístico ubicado en la carretera de Palma, entre ellos la reordenación de su segunda y tercera fase con el fin de atraer más empresas. La directora gerente de la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA), Mariela Fernández-Bermejo, acompañada por la delegada territorial de Fomento y Vivienda, Josefina Vioque, visitó las obras de la cuarta nave que la Junta construye en este área logística y explicó las medidas que están tomando para poder ofrecer parcelas de mayor tamaño en lo que queda por urbanizar para adaptarse a la demanda existente. En la visita quedó patente que la Junta no descarta unir el parque logístico con la estación ferroviaria de El Higuerón, a pesar de que aún no ha dado frutos el convenio firmado hace siete años con el Gobierno central.

El parque logístico, que echó a andar en el año 2009 con un aparcamiento de camiones y que abrió sus puertas en el 2010 con dos naves (a las que se sumó una más en el 2013), tiene tres fases, de las que solo la primera está urbanizada y con un grado de ocupación del 30%. En ella quedan cinco parcelas libres que suman 52.837 metros cuadrados. Además, entre las otras dos fases pendientes quedan 65.315 metros cuadrados (en la primera) y 18.220 (en la segunda), que se destinarán a parcelas logísticas.

La directora gerente de la APPA explicó que la Junta trabaja en la modificación del plan urbanístico de la segunda fase -aunque también afectará a la tercera- para «poder adaptar las parcelas a la realidad de las solicitudes logísticas que hay hoy día, ya que el sector pide espacios más grandes para instalar naves de mayor dimensión» que, de momento, no existen. Fomento y Vivienda ya ha mantenido contactos con la Gerencia de Urbanismo para retocar el plan especial y poder lograr un espacio de 30.000 metros cuadrados por si alguna empresa necesita ese volumen de suelo. El objetivo de la Junta es «contratar la modificación necesaria antes de fin de año». Hay que tener en cuenta que esta iniciativa tardará en dar frutos, ya que, antes de ver parcelas construidas, hay que urbanizar.

Para poder conseguir solares más grandes se harán cambios en los viales. Fernández-Bermejo indicó que «habrá unos viales estructurantes y otros optativos», de forma que el que esté interesado en instalarse «podrá coger una parcela, dos o tres o toda la manzana». El objetivo es poder brindar a una empresa más espacio «sin necesidad de que tenga que hacer una modificación». En cuanto a la demanda existente, señaló que varía entre los que quieren entre 1.000 y 3.000 metros cuadrados que pueden encontrar en el interior de naves como las que está en construcción o los que piden 10.000 metros.

La tercera fase del parque logístico estaría coja si no se une a la terminal de mercancías de El Higuerón. Con ese fin, en septiembre del 2011, la Junta y el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) firmaron un convenio para iniciar los trámites para la ampliación y modernización de la estación y su conexión con el parque. Fruto de aquel acuerdo fue un proyecto que fijaba en 32,6 millones el coste de acondicionar la terminal y unirla al parque logístico. La directora gerente de la APPA aseguró que «se trabaja con ADIF» para que aquel convenio «sea efectivo» y anunció que pronto habrá una reunión en la que se abordará.

Otra de las actuaciones que la Junta está llevando a cabo en relación al parque logístico tiene que ver con los espacios libres que quedan en su primera fase. Fernández-Bermejo dio a conocer los trabajos que se están realizando para construir nuevas naves. La Junta edifica en función de la demanda, pero, ahora, con la idea de adelantar trabajo, está contratando nuevos estudios geotécnicos y arqueológicos en las parcelas sin ocupar. A esto se une, según afirmó, «la labor comercial para captar clientes» para ocupar las naves que se levanten.

Hace cuatro meses, poco después de conocerse el macroproyecto logístico público y privado que tendrá Antequera, la Junta avanzó a este periódico alguno de sus planes, entre ellos la adecuación de dos solares más para edificarlos y el proyecto para una quinta nave. En ese momento, anunció que haría cambios en el plan especial para poder disponer de una parcela grande en la segunda fase eliminando los viales que condicionan su utilización. La Junta explicaba que en la fase que está activa ha invertido 25 millones entre urbanización y naves, y estimaba en 12 millones la cantidad necesaria para las construcciones pendientes y en 6,5 el coste de urbanizar las dos fases que quedan.

Temas relacionados