+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

temporal en la península

Las temperaturas gélidas toman el relevo de las grandes nevadas

Miles de escolares siguen sin acudir a clase y persisten los cortes ferroviarios

 

Un camión permanece prácticamente enterrado bajo la nieve en la localidad de Busdongo (León). - J. CASARES / EFE

EFE / MADRID
08/02/2018

Las nevadas que se registraron ayer en la mitad norte peninsular complicaron aún el tráfico en más de 2.000 kilómetros de carreteras de Galicia, Asturias, Cantabria y Castilla y León, casi todas de la red secundaria; dejaron sin clase a más de 9.000 alumnos y en algunos municipios de Lugo, la nieve alcanzó un espesor de más de medio metro.

Unas 300 vías permanecían con restricciones de circulación por nieve, hielo o pavimento deslizante, 64 cortadas y en 95 es obligatorio el uso de cadenas, según los últimos datos facilitados por la Dirección General de Tráfico (DGT). La acumulación de nieve, que sobrepasaba el medio metro de espesor en algunos municipios de Lugo, dejó sin clase ayer a casi 4.000 alumnos de esta provincia, mientras que en A Coruña diez centros escolares con casi 1.100 alumnos suspendieron las clases.

En Castilla y León, 2.600 escolares tampoco llegaron a sus centros educativos, con mayor incidencia en las provincias de Burgos y Ávila, y en Cantabria más de mil alumnos no asisitieron a clase por las intensas nevadas que obligaron a suspender rutas de transporte escolar y a cerrar algunos colegios.

Por otra parte, siguió interrumpida la línea férrea Oviedo-León, entre Santibáñez y Puente de los Fierros, por acumulaciones de más 70 centímetros sobre la vía, por lo que Renfe mantuvo un plan de transporte alternativo con autobuses y sigue sin vender billetes al no poder mover su trenes a causa de la nieve. También en Asturias, las líneas de Cercanías de la antigua FEVE (ancho métrico) y de Renfe, afectadas el martes por la caída de árboles y acumulación de agua, fueron recuperando la normalidad, mientras que en Madrid, la línea C-9 de Cercanías estuvo interrumpida entre las estaciones de Cercedilla y Cotos. La situación de ambiente gélido continuará mañana, jornada en la que 31 provincias tienen avisos por temperaturas mínimas, entre ellas Huesca, Albacete, Ávila, Zamora, Gerona y Lérida, con nivel naranja.

Por nevadas están en alerta ocho provincias peninsulares de cinco comunidades autónomas, en el País Vasco y Navarra con nivel naranja por acumulaciones de 10 centímetros en 24 horas en cotas entre los 300 y 500 metros.

La portavoz de la Aemet Delia Gutiérrez señaló que «el episodio de nevadas importantes ha remitido en cuanto a extensión geográfica, pero sigue afectando a una franja que abarca desde Lugo hasta Navarra».

«Desde el punto de vista de la Agencia de Meteorología -ha añadido- en este momento adquieren más protagonismo las temperaturas, que favorecen heladas importantes y formación de placas de hielo en las carreteras».