+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Viernes Santo / Los Dolores

Triste suspensión en un año con mucho que celebrar

 

Arriba, escolta de la Guardia Civil, ante los titulares de Los Dolores, una vez suspendida la procesión. Abajo, mantilla de la hermandad. - MANUEL MURILLO

Juan M. Niza Juan M. Niza
21/04/2019

Javier Sánchez, costalero de Los Dolores desde hace 39 años, ponía esa nota de sensatez, cariño y señorío (tres virtudes de las que hace gala la hermandad desde hace siglos) explicando a los medios, convertido en un improvisado portavoz, cómo los hermanos se habían organizado tras la suspensión de la estación de penitencia para, sin atributos, rendir homenaje a sus titulares antes de abrir los pasos a la devoción de la ciudad. Lo que no es poca cosa y da mucha cuenta de la capacidad de organización de Los Dolores, con sus casi 2.500 hermanos, 525 de ellos nazarenos preparados para salir.

El caso es que las previsiones del tiempo no eran nada optimistas y a las 19.18 horas la Agrupación de Cofradías confirmaba oficialmente la suspensión de la estación de penitencia de la Señora de Córdoba y el Cristo de la Clemencia. No fue agradable. Más aún en un año donde la hermandad va a vivir intensamente el programa de actos con motivo del 300 aniversario de la hechura de la imagen por Juan Prieto. Habrá un traslado a la Catedral junto a San Rafael (el 30 de junio), conferencias, rosario vespertino, concierto extraordinario…

Se trata de un año especial en el que la hermandad de La Señora de Córdoba estrenaba para esta Semana Santa la restauración de los respiraderos del paso de palio, llevados a cabo por Creaciones Soriano SL, así como una novedad de carácter humano y organizativo: un cuerpo de mantillas tras el paso del Cristo de la Clemencia. Una novedad que, como todo lo que se hace en esta hermandad señera del espíritu cordobés que no da puntadas sin hilo, se ha impulsado de una forma muy pensada. Un ejemplo: sus hermanas han tenido que acudir asistir a unos encuentros, unas pequeñas sesiones, para formarse sobre el sentido que tendría su estación de penitencia como mantillas de la hermandad.

Una vez que los hermanos rindieron tributo a sus titulares, las puertas se abrieron para que la devoción popular de la ciudad hiciera lo propio con Nuestra Señora de los Dolores y el Santísimo Cristo de la Clemencia.

Temas relacionados
 
Opinión
LATIDOS

Los Cristos rotos de hoy

Por: Antonio Gil

Horarios Semana Santa 2019

Horarios Semana Santa 2019

Horarios Semana Santa 2019

Horarios Semana Santa 2019

Horarios Semana Santa 2019

Horarios Semana Santa 2019

Horarios Semana Santa 2019