+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Tribuna abierta

Violencia económica

Tal vez el ‘problema catalán’ sea una excusa para acallar los acuciantes problemas sociales

 

Violencia económica -

Les enseñaba a mis alumnos que un problema siempre tiene solución, de lo contrario no es un problema, es una mentira, una excusa. Otras elecciones, otra campaña electoral y más de lo mismo. ¿De verdad se quiere solucionar el problema catalán? Me preocupa que con todos los problemas sociales que tiene el Estado español se siga alimentando el conflicto creado por tanta incompetencia política, a la vez que crece la extrema derecha. Posiblemente más que incompetencia sea una manipulación para acallar y velar los acuciantes problemas sociales que viven miles y miles de personas, sobre todo en aquellas regiones y nacionalidades, que como el caso de Andalucía, están a la cola de las regiones europeas más desfavorecidas.

Según el indicador Arope de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el año 2018, las tasas de pobreza más bajas corresponden al País Vasco y Navarra, con el 12,1 % y el 12,6 % respectivamente, y las más altas se registran en Andalucía (38,2%) y Extremadura (44,6%), lo que indica que existe un norte enriquecido y un sur empobrecido.

El Estado español soporta más de un 20% de desempleo en las comunidades con mayor riesgo de pobreza. Una pobreza que padecen más de doce millones de personas (Arope), lo que supone el 26,1% de la población española, llegando al 29,5% en la población infantil. Desvelando los dramáticos datos de este observador social el 55,3% de la población tiene alguna clase de dificultad para llegar a fin de mes, incrementándose la tasa en dos puntos porcentuales con respecto a 2017. Es evidente el empeoramiento en las condiciones de vida de las personas más pobres. En otras palabras, si la crisis duró tres años para la población con mayores ingresos, para la más pobre lleva ya nueve años, lo cual demuestra a las claras que la recuperación económica en España favoreció cuatro veces más a los más ricos que a los más pobres, aumentando la brecha de la desigualdad social debido a la precarización del mercado laboral, un sistema fiscal injusto y las altas remuneraciones de accionistas y altos directivos, que crecen a expensas de los salarios más bajos. Esta violencia económica que sufre la población más desfavorecida supuso en 2017 que el 1% más rico en España capturase el 40% de toda la riqueza creada, cuando el 50% más pobre apenas consiguió repartirse un 7% de ese crecimiento.

Si bajamos a Córdoba las cifras son aún más escalofriantes. La provincia con más paro de España está a la cola en la renta media de los pensionistas, en la renta media familiar, en la inversión de las Administraciones Públicas, además de seguir la sangría de la despoblación, sobre todo juvenil. La capital de Córdoba padece el gran dolor de tener sus barrios más empobrecidos entre los más necesitados de todo el Estado. Un ranking que debería sonrojar a nuestros representantes políticos. Y mientras tanto se sigue hablando del procés, del brexit. Nuestra provincia, como toda Andalucía, está extenuada de tanta violencia económica, que hace que consumamos toda nuestra energía en buscar el pan de cada día. Tendríamos que pensar el por qué la empresa municipal de limpieza Sadeco lleva contabilizados un total de 173 contenedores quemados en las zonas más empobrecidas hasta el mes de agosto. La brecha social hace que mientras en otros lugares se enarbolan banderas para pedir más autonomía e independencia, Andalucía enarbole la verde y blanca para pedir más derechos sociales que nutran los estómagos de sus hijos.

Córdoba es una provincia privilegiada por su naturaleza, por su legado histórico-artístico, por su situación estratégica, por sus ricas tierras productivas, por ser un referente biosanitario y agronómico. Necesitamos tomar conciencia y levantarnos, empoderarnos y elevar nuestra autoestima para conseguir vivir con la misma dignidad que otros pueblos.

* Profesor y escritor

Temas relacionados
 
Opinión

España existencialista

Pedro de Silva

La voz de Iker Jiménez

Alejandro López Andrada

Tobillos al aire

Daniel Pizarro

Cuesta de enero

Susana Martín Gijón

Lo bueno

María Jesús Monedero

El desánimo

Joaquín Pérez Azaústre

Blue Monday

María Olmo

Abrázame con la lectura

Lola Alonso del Pozo

Lectores
CARTA ILUSTRADA

Despedida a Juan Antonio Díaz

Escribo emocionado por la pérdida de este gran amigo y actor, Juan Antonio Díaz Recasens. Nada ...

CARTAS AL DIRECTOR / distancia social

Pequeñas tiendas letales

Los especialistas advierten que las aglomeraciones en la calle no son tan peligrosas si las ...

CARTAS AL DIRECTOR / HIGIENE MENTAL

Reflexión y cerrazón

El depósito de sarro en la dentadura no solo puede representar un problema estético, sino que ...

CARTAS AL DIRECTOR / TARIFAS ELÉCTRICAS

El regalo de Reyes

Los españoles sabemos desde hace muchos años que el suministro eléctrico en España es el mas caro ...