+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Tribuna abierta

Las hojas del calendario

"La progresía del gobierno local se reviste con su cinismo habitual para descabalgar la ilusión infantil"

 

Las hojas del calendario -

Una vista de la Cabalgata de Reyes de este año en Córdoba. -

JOSÉ MARÍA Belllido
10/01/2019

Sibilinamente, con mezquindad tendenciosa, envuelto en el mísero antisistema errante que deambula sin más rumbo que la ruptura de lo tradicional; con naturalidad inquietante e impostura ideológica, con intencionalidad rancia y desprecio absoluto a las costumbres y tradiciones. Ese el fin. La progresía del cogobierno local se reviste con su cinismo habitual para descabalgar la ilusión infantil y seguir en su empeño inquebrantable de dar forma a una sociedad despegada de sus costumbres. Una más. Tergiversar su inherencia esencial, transformarlo en un cutre desfile bananero y oda a la ofensa de una mala atracción de feria. Cuatro naranjas malabaristas, un autobús con plantas sin aromas y un dragón chino bajo la tutela pagana de tres Reyes Magos que dan la bienvenida al nuevo año. Ya no hay engaño posible.

Al olmo seco lo han hundido en su mitad podrido, sin hojas, sin luces de Navidad, sin caramelos, sin carrozas que relaten las costumbres, sin nada... Esa es la metáfora, la del cinismo mayúsculo de quien quiere imponer el pensamiento único. Nada nuevo bajo ese árbol caduco y rancio. En mayo llegará otro milagro de la primavera, en mayo...

Con fría tinta y pendolista, nuestra regidora omitía cualquier alusión a la Navidad. Esa es la consigna. Silenciosa y sibilina. Su declaración de intenciones bien podía haber sido en cualquier estación del año: «Mis mejores deseos para los que trabajan día a día». Ahí lo llevan. Triste paradoja en una ciudad golpeada con crueldad por su tasa de paro.

«Córdoba, la ciudad de las oportunidades», continúa la fina ironía en un microrelato con motivo de no se sabe muy bien por qué. Ni fiestas, ni Navidad, ni cualquier término que se aproxime a una celebración tradicional. Mutismo absoluto.

La consigna es el enfrentamiento y cualquier razón es excusa. El nombre de calles tradicionales, el rejón a la tauromaquia, el afán por cerrar los museos en los festivos, la pérdida reiterada de fondos europeos, la incapacidad para atraer empresas, y un sinfín más de despropósitos de quien se ha visto sorprendido en una función que no sabe desempeñar y condicionada por quienes su modelo de ciudad está anclado en moldes alejados de la prosperidad.

Las hojas del calendario caen al mismo ritmo que las manijas del reloj avanzan. «Tic, tac, tic, tac». No es tiempo de silencio. El engaño toca a su fin.

Terminó la Navidad. Sí, era Navidad. Relájense, cojan aire, respiren, suéltenlo, solo les queda siete días de Pasión. Sabemos que tampoco les gusta. Las calles se visten de fe en un aroma inconfundible a azahar e incienso, los barrios se visten de largo y suena Saeta Cordobesa, ¿la oyen?... No se preocupen, será su último calvario.

Feliz Año Nuevo.

* Portavoz del PP en el Ayuntamiento de Córdoba

Temas relacionados
 
Opinión

Elegir a quién odiar

Emma Riverola

Sin explicación

Joaquín Pérez Azaústre

Relincha el caballo

Manuel Piedrahita

Un rey desdichado (y 3)

José Manuel Cuenca Toribio

Tregua

Antonio Agredano

Las sinergias de Córdoba

Miguel Santiago Losada

Gime, bandoneón

Desiderio Vaquerizo

Y voló

Magdalena Entrenas

El desvarío

Emma Riverola

CECO y la responsabilidad empresarial

Francisco García-Calabrés Cobo

Lectores
FELICITACIÓN

A la Legión, en su centenario

No me pasan inadvertidos los cien primeros años de la Legión, un cuerpo del ejército español ...

MANTENIMIENTO

Parque Cruz Conde

Llevo más de 2o años visitando todos los días (o casi todos) este paraíso de Córdoba. En general ...

DEPORTE EN EL BARRIO

Skatepark Arroyo del Moro

Querido alcalde de Córdoba: Soy Enrique, tengo 12 años y vivo en la zona de Arroyo del Moro. Le ...

SOCIEDAD

Se nos fue Pelagio

¡Un auténtico mazazo cuando mi hija me comunicaba por teléfono que Pelagio Forcada se había ...

 
 
1 Comentario
01

Por Pilniak 10:07 - 10.01.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Sr. Bellido, cuando usted fue teniente de alcalde Córdoba alcanzó sus cotas máximas de desempleo ¿lo ha olvidado? Usted nunca ha tenido que buscar trabajo en la empresa privada ni hacer oposiciones porque lleva en política veinte años, su proyecto de vida como padre familia y como un señor acomodado ha sido regalado, pero y usted, ¿qué ha hecho por Córdoba más que vivir de ella? Respecto a su mensaje de odio hacia la izquierda, modérese, después del pacto de su partido con Vox no parece que sea el mejor momento.