+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Ante el 28-A

Asertividad

 

Miguel Valcárcel Miguel Valcárcel
11/04/2019

Sin solución de continuidad pasamos de la precampaña electoral a la campaña propiamente dicha en esta semana en la preparación de las elecciones generales el día 28 de abril. Las diferencias y clichés entre estas dos fases serán mínimos. Seguiremos sufriendo el machaque de los mensajes y las irregularidades, descalificaciones, medias verdades, posverdades, enfrentamientos, acusaciones, encuestas con/sin cocina, fomento del miedo etcétera, a los que ya estamos acostumbrados. Esta situación se acentúa con la diversidad de opciones políticas con posibilidades que buscan diputados en el Congreso y senadores.

La (pre)campaña acapara directa o indirectamente una gran proporción de espacios en los medios de comunicación que provocan el hartazgo de los ciudadanos. Aunque es una utopía, debe cambiarse el enfoque de las campañas para que sean más amigables, evitando confrontaciones innecesarias y dolorosas (ej. manos machadas de sangre y de amarillo) entre partidos, que los dejan exhaustos. Parece que, si no hay fango, la campaña tiene poco calado, Hay que buscar y encontrar paulatinamente un enfoque positivo con propuestas claras, con sus pros y contras objetivos, de interés para los ciudadanos, sin necesidad de atacar. En este artículo se propone que la asertividad sea el caldo de cultivo de las campañas electorales.

La asertividad es una característica de una persona, que expresa su opinión de manera firme (RAE). En el contexto de la comunicación, ser asertivo supone ser dialogante, amistoso, crítico constructivo, respetuoso, saber decir que no con «buen rollo» etcétera. La asertividad coincide con la posición central de un péndulo que tiene en sus extremos la pasividad y la agresividad/manipulación. Es aplicable tanto a una relación consigo mismo como con los demás; si se es asertivo internamente se tiene asegurada la asertividad.

En el caso de organizaciones como los partidos políticos, si son auto asertivos (objetividad y verdad internas como motores), lo serán con los ciudadanos en sus programas y discursos. Con la ayuda de los medios de comunicación, deberán paulatinamente abortarse las mentiras, las posverdades, las medias verdades, la calumnia, la difamación y la búsqueda del morbo. Todo ello emponzoña la campaña y manipula/confunde a los votantes. ¿Por qué hay tantos indecisos a dos semanas de la votación? Los partidos deben reflexionar profundamente sobre la situación actual para minimizarla paulatinamente y así estar al servicio de la sociedad española. Deben ser conscientes que el «todo vale» es indecente y que «el fin no justifica los medios».

* Profesor jubilado de la UCO

Temas relacionados
 
Opinión

Poniendo el foco

María José Palma

El campo sí que aprieta

Manuel Piedrahita

De la decadencia a la destrucción

José Manuel Cuenca Toribio

F. Garea

Joaquín Pérez Azaústre

La valla

Emma Riverola

A quienes aman el mundo

Francisco García-Calabrés Cobo

Pensar en Jesucristo

Manuel Fernández

Teorías sobre el amor

Carmelo Casaño

Lectores
CARTA ILUSTRADA

¿Cómo afectan las nuevas tecnologías no controladas, en las relaciones familiares y en los centros educativos?

Los padres, debido a los menesteres familiares de sostenimiento se preocupan como siempre, lo ...

CARTAS AL DIRECTOR / POLÍTICA

¿Para cuándo?

Sobre el empleo para las personas con discapacidad

VIVIENDA

Los desplazados

Todavía en Córdoba se puede comprar un piso o alquilarlo. Sin grandes exigencias si no tienes una ...

POBREZA

El cuarto mundo de España

El 30 de enero se publicó que el FMI alertaba de que el gasto social en España se dirigía más a ...