+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El objetivo fundamental que se propone es la divulgación de los vinos propios de Montilla-Moriles fuera de Córdoba

El abogado cordobés Javier Martín, nuevo presidente del Consejo Regulador

 

Javier Martín es el nuevo presidente del Consejo Regulador Montilla-Moriles. FRANCIS SALAS -

JOSE MARIA LUQUE
31/01/2013

El profesor y abogado cordobés Javier Martín preside desde el pasado 24 de enero el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Montilla-Moriles y, consecuentemente, la nueva denominación Vinagres de Montilla-Moriles. El nuevo presidente del organismo rector vinícola cordobés es catedrático de Derecho Financiero y Tributario y en la actualidad desarrolla su actividad docente como profesor titular de esta especialidad en la Universidad Complutense de Madrid. Javier Martín, colaborador de CORDOBA, es cordobés de nacimiento y vocación, y está comprometido con la tradición vinícola cordobesa, lo que se pone de manifiesto en el cargo que ostenta como presidente de la Fundación Bodegas Campos de la capital cordobesa.

Martín accede al cargo en un momento crucial para la denominación de origen. Una situación complicada en la que la comercialización de los vinos envasados tiene que asumir una subida del precio que garantice la rentabilidad del sector vitivinícola.

El nuevo presidente resolverá definitivamente la sucesión de Manuel Pimentel, que estuvo al frente del organismo en un periodo en el que consiguió sus objetivos reglamentarios, entre los que figuran el reconocimiento del carácter propio de vinos finos y dulces Pedro Ximénez, así como la aprobación del nuevo reglamento de la denominación de origen.

El exministro y empresario abandonó por propia decisión la presidencia del Consejo tras seis años al frente del mismo.

El pleno acordó en julio del pasado año nombrar presidente en sustitución de Pimentel a Emilio Recio, miembro del Consejo Regulador como representante de la Delegación provincial de Agricultura. Precisamente su situación laboral como funcionario de la Junta de Andalucía ha sido determinante para hacer efectiva la decisión de abandonar la presidencia tras un periodo de indefinición en el cargo. Un nombramiento que nunca fue firmado por el consejero de Agricultura, Luis Planas, y que es requisito obligatorio para hacer efectivo el cargo. Martín ha reconocido el apoyo del sector y el respaldo de la Junta de Andalucía para acometer el reto que supone su nuevo cargo. El objetivo fundamental que se propone es la divulgación de los vinos propios de Montilla-Moriles fuera de Córdoba. Insistió asimismo en la necesidad de formar e informar a los consumidores y de vincularlos con la gastronomía de la tierra, como compañera de viaje insustituible en un proceso en el que no va a faltar una labor educativa para dar a conocer las características y las bondades de estos caldos.

Respecto a los tintos que se elaboran en la zona con variedades foráneas ya aclimatadas en el marco, el nuevo presidente ha destacado su excelente calidad. Aunque los tintos se integran en el indicativo geográfico de Vinos de la Tierra de Córdoba, no se descarta su inclusión en la Denominación de Origen.